Sooner or later, every man in Australia runs into problems with impotency buy viagra australia like other bodily functions, must be in order.

1258-5.indd


INSTITUTO DE ESTUDIOS SOCIALES EN POBLACIÓN
Nº 4, Octubre, 2005
Población
adulta mayor:
experiencia
y sabiduría
en nuestro
presente

13 La sexualidad en la persona adulta mayor.
Equipo de Estudios de Opinión Fernando Morales Martínez 4 Breves consideraciones sobre la
19 Sedentarismo y obesidad: perspectivas y realidad
población adulta mayor.
de una sociedad que envejece.
Norman Solórzano Alfaro Luis C. Solano Mora Vilma Pernudi Chavarría 27 CONAPAM condena el abuso y maltrato contra
6 Autoestima y persona adulta mayor.
las personas adultas mayores.
Maribel León Fernández Emiliana Rivera Meza 10 Prepararse para la vejez.
Idalia Alpízar Jiménez El objetivo del Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO-UNA) es promover y generar propuestas de trans-formación de las sociedades, mediante la investigación cien-tífi ca en el contexto social, económico y político, en procura del bienestar y mejoramiento de la calidad de vida de las po-blaciones.
En la búsqueda de condiciones de igualdad, justicia y equidad, la misión del IDESPO-UNA es la de contribuir con el desarrollo de la sociedad, produciendo y diseminando información estratégica de su población, mediante acciones académicas integradas, tanto en el contexto nacional como internacional.
De esta manera se busca cumplir con el objetivo específi co de ofrecer a las instituciones públicas y privadas información estratégica sobre las variables demográfi cas, socioeconómicas y culturales que caracterizan el desarrollo de la sociedad cos-tarricense.
El Programa de Estudios de Opinión constituye uno de los procesos académicos más sistematizados y antiguos que tiene el IDESPO-UNA. Dentro de este programa se realizan las en-cuestas de Opinión de las series Pulso Nacional y Pespectivas Ciudadanas. Una investigación sobre la opinión de la ciudadanía respecto del tema que sea, debe comprender, al menos, dos caras, a saber: por un lado, se trata de recuperar las percepciones y conside-raciones de la ciudadanía como punto de partida para generar una opinión pública y, por otro lado, devolver a esa ciudadanía una información ciudadana que le sea oportuna, productiva y efectiva. Ambas caras constituyen lo que podemos denominar una opinión pública informada.
Una opinión ciudadana oportuna es aquella que es accesible cuando se requiere y está disponible en códigos descifrables Esta es una publicación periódica del IDESPO-UNA, que por cualquier ciudadano o ciudadana. Es productiva cuando es comprende aproximadamente cinco números al año.
susceptible de generar y movilizar procesos de toma de deci- Las opiniones expresadas por los(as) autores(as) en sus sión, con criterios y orientaciones claras; y es efectiva cuando artículos no representan la posición del IDESPO es verifi cable por cualquier persona y susceptible de producir y potenciar su incidencia política.
La preocupación por las condiciones de vida de poblaciones espe- Chavarría. En esos apuntes se señala la importancia de contemplar cífi cas es parte del horizonte programático del IDESPO, el cual ha diversidad de aspectos, por lo cual Maribel León Fernández, del Cen-venido abonando con estudios diversos sobre lo que se ha dado en tro de Estudios Generales de la UNA, desde su experiencia como denominar grupos vulnerables. En ese sentido, en ocasiones ante- formadora gerontológica, aborda la cuestión de la autoestima en riores se han emprendido procesos de investigación y extensión en las personas adultas mayores, e Idalia Alpízar Jiménez, de la misma relación con la niñez en abandono; niñez y adolescencia; personas unidad académica, llama la atención sobre la preparación adecuada migrantes, entre otros.
para la vejez, en aspectos como la salud, la alimentación y la acti-vidad física.
En esta oportunidad la atención se dirige a la población adulta ma-yor. Este no es un tema inédito en el IDESPO, más bien –confor- En el ámbito afectivo y de la salud, el gerontólogo Fernando Mo- me al propio mandato institucional– es un campo que se acoge con rales Martínez desnuda el mito de la ausencia de vida sexual en las una relevancia particular; de ahí el impulso que se ha dado para la personas adultas mayores y ofrece recomendaciones, desde su ex-puesta en marcha de un proyecto específi co sobre personas adultas periencia como médico, para enfrentar los problemas que en esta mayores, el cual se ejecutará en colaboración con diversas unidades área se tienen para alcanzar una vida más placentera. Por su parte, académicas de la Universidad Nacional.
Luis C. Solano Mora, del PROCESA de la UNA, ataca la cuestión del sedentarismo y la obesidad, como problemas que afectan a las Asimismo, en el Programa de Estudios de Opinión se ha considerado personas adultas mayores, y que requieren una atención especial. oportuno recoger las percepciones de la población costarricense so- Finalmente, Emiliana Rivera Meza, socializa las acciones que el CO- bre aspectos que atañen a las personas adultas mayores, pues lo que NAPAM, como organismo encargado de impulsar políticas sobre a estas últimas suceda compromete el tipo de sociedad que tenemos población adulta mayor, ha realizado para enfrentar el fl agelo del y al que aspiramos.
abuso y maltrato a estas personas.
Este mes de octubre, dedicado a las personas adultas mayores, es Así, la visión que emerge sobre las personas adultas mayores, señala un tiempo propicio para la refl exión y la propuesta de acciones que a la vez retos y tareas, tanto para la sociedad en general, que debe permitan recuperar y aprovechar la experiencia que "dan las canas", emprender un proceso de sensibilización y capacitación que permita cuanto la posibilidad de un crecimiento moral de la sociedad, en la una interacción más solidaria entre todos sus miembros, según sus medida que se preocupe por crear condiciones para el desarrollo ple- diversas condiciones y momentos vitales, cuanto para las personas no del potencial humano de las personas, aún en las últimas etapas tomadoras de decisión, de forma que vuelquen esto en políticas pú-de su vida, que no por ello resultan, desde ningún punto de vista, blicas, claramente orientadas a satisfacer las necesidades específi cas prescindibles ni postergables.
de la población adulta mayor.
Por eso, para aprovechar la experiencia, se ha invitado a distintas personas que interactúan profesionalmente con población adulta mayor, para escuchar sus opiniones al respecto. De tal forma, en este cuarto número de Aportes contamos con unas breves refl exiones, Equipo Programa Estudios de Opinión a modo de marco introductorio en la temática, esbozadas por in-vestigadores del IDESPO, Norman Solórzano Alfaro y Vilma Pernudi Breves consideraciones sobre la población adulta mayor Sumario: I. De las personas adultas mayores. II. De la preocupación
académica y los estudios de opinión sobre la población adulta mayor Investigador del IDESPO, UNA. Actualmente ejerce la docencia en el Doctora- I. De las personas adultas mayores do en Estudios Latinoame-ricanos con mención en Pensamiento Latinoame- La Diosa Aurora logra de Zeus el don de la ancianidad para su esposo Titón, pero ricano, de la UNA; en la olvida pedirle, a la vez, la eterna juventud. El favor concedido permitió a Titón Facultad de Derecho de la vivir más años hasta llegar a convertirse en un viejo loco, decrépito, abrumado y UCR, y es co-coordinador del Seminario de Investi- desanimado por las miserias de su existencia. Por eso, imposibilitado de esperar la gadores y Formadores (SIF) liberación de la muerte, Titón decidió convertirse en cigarra; así, con su sonido estri- dente, el macho evoca la voz del demente, que en un alarido de impotencia reclama Vilma Pernudi
su triste y eterno destino.
Las fi guras del mito nos permiten lanzar una mirada a nuestro mundo. En ese sentido, Subdirectora del IDESPO, UNA. Coordina el Progra- impulsados por el desarrollo de las ciencias y las tecnologías, vemos como se han ma Migración y Sociedad y producido cambios acelerados, entre ellos la ampliación en la expectativa de vida el Proyecto sobre población adulta mayor del IDESPO. de la población, particularmente en el mundo rico, de forma que para el año 2010 Ejerce la docencia en la el número de personas mayores de 65 años habrá superado al de las personas jóvenes Escuela de Sicología de la UCR.
entre 0 y 14 años.
La importancia de este hecho está en que este colectivo, representante de la cuarta parte de la población mundial, reclama una cobertura de sus necesidades cuya satis-facción, desde la perspectiva de derechos humanos, tiene implicaciones específi cas en los ámbitos político, cultural y socioeconómico, entre otros, lo cual es un reto para las sociedades modernas.
De acuerdo con datos de una encuesta realizada por el IDESPO, en junio del 2001 sobre calidad de vida, las personas entrevistadas en la Gran Área Metropolitana, consideraban como aspectos importantes los siguientes: poseer una vivienda; de-sarrollar programas educativos de bien comunal; hacer ejercicio al aire libre; tener acceso a médicos especialistas y pertenecer a grupos comunales. Pero, ¿qué pasa con las personas adultas mayores hoy? En Costa Rica, el envejecimiento demográfi co es un problema ac- general, no cumplen con la adecuación sufi ciente correspondiente tualmente incipiente (aproximadamente 8% de la población), pero a las condiciones específi cas de esta población. Además, resulta se estima que se agudizará en las próximas tres décadas. En esa me- preocupante que todavía en este estadio del proceso de vida, per- dida, considerando las exigencias de elevar el nivel de vida de la sonas adultas mayores deban trabajar asalariadamente para satisfa-población en general, es perentorio que se empiece a generar un cer sus necesidades y las de otras personas todavía a su cargo, cuando nuevo lenguaje, con signifi cados específi cos, y una visión integral sería de esperar que el colectivo –en esto deberían estar como prin-que visualice, en sus peculiaridades, a las personas mayores de 65 cipales implicadas las políticas sociales específi cas– hubiera previsto años.
y asegurado un "retiro" digno con opciones ocupacionales orien-tadas a la realización y expansión del potencial humano, y no a la En la última encuesta del IDESPO (octubre del 2005), sobre la per- demandas de mantenimiento de las personas adultas mayores.
cepción de la población costarricense en torno a la población adulta mayor, encontramos que cerca de una tercera parte de los hogares En el segundo caso, para los varones la llegada de la edad adulta costarricenses albergan al menos a una persona adulta mayor, lo cual mayor se convierte en una situación traumática, sobre todo por las obliga a establecer nuevos pactos de convivencia. Éstos deben estar difi cultades particulares que supone la convivencia y el cuidado con orientados a promover el desarrollo personal de todo el núcleo fa- quien, se supone, debe ser fuerte y autosufi ciente.
miliar, ofreciendo condiciones para una autonomía solidaria, respe-tuosa de las diferencias y dignifi cante. Así, respecto de las personas Por otra parte, es una tarea social urgente recuperar el valor y estima adultas mayores se exige la superación de estereotipos y prejuicios, de las personas adultas mayores. Para el Estado esto implica el deber que muchas veces llevan al abandono, aun al interior de los hogares. de implementar políticas dirigidas a satisfacer las necesidades espe-Además, se deben establecer equilibrios entre el espacio de autono- cífi cas de este sector poblacional, para el logro de una vida plena, y mía que a éstas corresponde y las demandas de acompañamiento y para la academia se convierte en una exigencia, en el sentido de que cuidado.
se convierta en un tema de especial acogida en el desarrollo de su investigación y extensión.
Al respecto, veamos dos aspectos particulares: primero, la diver-sa estructura de ese envejecimiento demográfi co, que hace que II. De la preocupación académica y las mujeres adultas mayores tengan mayor longevidad y, segundo, los estudios de opinión sobre la los patrones de socialización y construcción de las feminidades y masculinidades, que establecen procesos contradictorios en/para la población adulta mayor atención y acompañamiento de esta población.
Desde el ámbito académico, resultan pertinentes los esfuerzos por En cuanto a lo primero, tenemos que establecer una correlación con comprender y atender el mundo de vida de las personas adultas ma-la estructura del empleo, en la cual los varones son los que tienen yores, mas estas acciones académicas deben situarse en la perspec-la predominancia, ya sea como mano de obra empleada o como tra- tiva de contribuir en la producción, reproducción y desarrollo de bajadores independientes, pero, en cualquier caso, son reconocidos condiciones que faciliten una calidad de vida a las personas adultas por el sistema como contribuyentes, a partir de lo cual se establece mayores. De esta manera se estaría respondiendo a la aspiración de el sistema de prestaciones sociales. Esta invisibilización del trabajo que, junto con las personas adultas mayores, se empiecen a generar femenino hace que, a la postre, aún cuando las mujeres tienen una mecanismos que fomenten estilos de vida saludables, con un en-mayor expectativa de vida y, por tanto, se convierten en la etapa torno amigable, para que aquéllas puedan aportar su experiencia y adulta mayor en las principales demandantes de prestaciones socia- saber, y actúen con la autonomía que su condición les permita.
les, queden las más de las veces descubiertas de éstas. A estos efectos, al menos habría que atender tres componentes bási- También es un hecho –como lo constatamos en la reciente inves- cos, a saber: el sico-afectivo (que incluye aspectos como sexualidad, tigación sobre población adulta mayor (octubre del 2005)– que las estima personal y relaciones interpersonales); el ocupacional (en el opciones laborales para este grupo poblacional son restringidas y, en sentido de la búsqueda de alternativas que permitan la transmisión de una experiencia-saber acumulada y el desarrollo del potencial Por consiguiente, consideramos relevante que dicho bagaje informa-humano de las personas adultas mayores); la salud y los cuidados tivo, conteniendo la voz de las personas adultas mayores, sea puesto específi cos (v.g., acceso, disfrute y calidad en los servicios de salud; ahora al servicio efectivo de éstas, quienes se han venido constitu-apoyo a las familias cuidadoras; apoyos para el autocuidado).
yendo en verdaderos sujetos o actores sociales, con necesidades y demandas específi cas. En ese sentido, desde la plataforma instalada Teniendo en cuenta lo anterior, consideramos que en el contexto en el IDESPO, es posible potenciar esa voz y servir como caja de del IDESPO, la cuestión de las personas adultas mayores encuentra resonancia, de manera que las mismas personas mayores se autodes-un nicho privilegiado, pues no solo se ha acumulado una cantidad cubran, se vean consideradas y refl ejadas de manera efectiva. de información relevante, particularmente en lo que se refi ere a las percepciones que tienen las personas adultas mayores sobre los más Finalmente, por ejemplo, los estudios de opinión, como parte de las diversos temas que afectan su cotidianidad y la vida nacional, sino acciones impulsadas en el IDESPO, se pueden constituir en una vía que responde a nuestra preocupación por abordar cuestiones que posible para generar una audiencia para la voz de las personas adultas atañen a poblaciones específi cas, por lo cual se ha impulsado un mayores, de forma que éstas puedan incidir en la toma de decisiones proyecto sobre personas adultas mayores, en colaboración con otras que apuntan a la satisfacción de sus necesidades y demandas.
unidades de la UNA.
Autoestima y persona adulta "Tú eres la única persona de la que nunca te alejas" Joyce Meyer Maribel León
A través de todas las etapas de la vida, aunque en la adolescencia es cuando se expe- Profesora e investigadora del rimenta con mayor intensidad, la persona va descubriendo y consolidando su identi- Centro de Estudios Genera-les, Universidad Nacional.
dad y en este proceso una autoestima saludable es fundamental. Como necesidad humana básica, el sentido de identidad, es decir, poder responder a la pregunta: ¿quién soy yo?, debe fundamentarse en una sana percepción de sí mismo. Sin embargo, como seres sociales estamos infl uidos por una serie de mitos y estereoti-pos que pueden "enturbiarla". Ante esta pregunta, muchas personas podrían respon-der basadas en sus atributos físicos, en su educación, en su carrera profesional, en sus logros, en su origen étnico, en sus convicciones sociopolíticas, pero estos factores son meras capas externas, simples adornos y "cosméticos" con los que "se engalana" el exterior (Mc Dowell, 2000), pero nuestra identidad es algo más que esto. Creer que "la apariencia lo es todo", que "eres lo que haces" o considerar que "si no tienes poder, no eres nadie" son los peores engaños que podrían socavar tu sana autoestima.
La autoestima, o "la percepción valorativa y confi ada de sí mismo, que En el caso de las personas adultas mayores, muchas de ellas en su motiva a la persona a manejarse con propiedad, manifestarse con au- niñez, recibieron el trato despiadado y cruel de sus amigos, familia- tonomía y proyectarse satisfactoriamente en la vida" (De Mézerville, res y padres respecto de su aspecto físico, por lo que han llegado a 2004:19), es un proceso de todo el ciclo vital y no se detiene, es algo creer que las personas más hermosas son las más apreciadas y, como dinámico que tiene sus picos, fl uctúa en márgenes naturales, con un todos queremos ser apreciados, procuran ser personas que cumplen promedio ponderado.
con los parámetros de belleza socialmente establecidos. Unido a es-tas experiencias del pasado, la persona adulta mayor se encuentra De acuerdo con lo apuntado anteriormente, la persona adulta ma- también con los estereotipos que dicen que "la vejez es fea", "que yor continúa en ese proceso de consolidar su identidad y el papel ser viejo/a es deteriorarse", por lo que la percepción de sí mismas que juega su autoestima en este proceso es de vital importancia.
se ve afectada, ya que no pueden visualizarse en forma realista, sino que sólo tienden a ver sus defectos, sus carencias y desatienden sus Si consideramos que la autoestima es susceptible de sufrir altera- cualidades y valores. También va a afectar su autoestima las ideas ciones, entonces, cuando la persona adulta mayor comienza a te- que proyecte para sí mismo/a: "soy viejo/a y feo/a", "estoy arruga- ner pérdidas, los mitos y estereotipos podrían infl uir en su forma de do/a", "no sirvo para nada". "Autopercibirse positivamente incluye una valorarse, de ahí que velar porque ésta tenga una autoestima alta aceptación física de la imagen corporal, de los cambios por la edad, y en resulta una tarea ineludible para un gerontólogo, ya que dependien- lo social, que los otros acepten esa mujer (persona) mayor como un ser do de que la persona adulta mayor se lleve bien consigo misma, así útil y valioso" (Losonsy, 1993, citado por Bonilla y Méndez, 1999). podrá llevarse bien con otras personas. Si una persona adulta mayor Percibirse de una forma positiva no es fácil, pues se ve infl uido por se rechaza, le parecerá que otros también la rechazan y se verán los estereotipos que maneja la sociedad. Esto hace necesario que por afectadas sus relaciones interpersonales.
diversos medios, se logren establecer espacios para que las personas mayores puedan verse tal y como son. Sin embargo, muchas personas adultas mayores nunca han recibido amor verdadero en sus vidas, por lo que no han aprendido a amarse. En mi experiencia con el diálogo intergeneracional, con estudiantes La inseguridad y la autodevaluación incapacitan a estas personas universitarios y grupos de mayores, he visto como éstos que al prin-para saber recibir, en ese sentido, es pertinente citar lo siguiente: cipio se visualizan sólo por sus carencias, logran al fi nal del proyecto "Podemos deteriorarnos por el paso de los años y por las experiencias ver también sus virtudes, incluso encontrar algunas que no creían difíciles que hemos debido afrontar, pero eso no signifi ca que no tengamos poseer y que hasta en ese momento afl oraron ante sus ojos.
valor." (Meyer, 2000: 19).
"Apreciarse como una persona importante para sí misma y para los Algunas personas adultas mayores, cuya autoestima es baja, sufren demás" o autovaloración (De Mézerville, 2004: 33), signifi ca au-estrés, son infelices y se sienten insatisfechas y desalentadas, lo que toaceptarse y autorrespetarse, percibirse con agrado y valorarse posi-unido a un proceso de pérdidas no les permite disfrutar de una vida tivamente ante su propia imagen. Para las personas adultas mayores, sana y plena a nivel integral y su sentido de identidad se ve perju- a quienes la sociedad les ha aplicado frases como "Lo/as viejo/as son estorbos, roban aire", no pueden creer en su valor y menos conside-rar que el mundo es un lugar mejor porque ellos están ahí, e inclu- El proceso de la autoestima contempla seis componentes, tres de sive no piden ayuda para no ser un estorbo. Si creen que ellas son tipo inferido, a saber: autoimagen, autovaloración y autoconfi anza; estorbos, jamás creerán que tienen derecho a triunfar y a ser felices. tres conductuales de tipo observable: autocontrol, autoafi rmación y Cuántos se sienten incapaces de decir lo que piensan, expresar sus autorrealización (De Mézerville, 2004). A continuación, los estu- deseos y necesidades, pues muchas veces en sus casas les abusan, no diaremos en relación con la persona adulta mayor.
les permiten hablar y mucho menos dar su opinión acerca de algún asunto que involucre a la familia incluyéndola a ella.
Se entiende por autoimagen "verse a sí mismo, ni mejor ni peor, sino como la persona que realmente es" (De Mézerville, 2004: 29), es decir, La autoconfi anza o "creer que uno puede hacer bien distintas cosas y apreciar las virtudes y defectos y reconocer los errores. sentirse seguro al realizarlas" (De Mézerville, 2004: 36), es un aspecto que hoy muchas de las personas adultas mayores no logran superar, ya que la sociedad les ha hecho creer que no deben buscar oportu- "Sí, a muchas nos faltó educación sexual, crecimos ignorantes, nidades que les permitan demostrar sus áreas de competencia y dis- sin conocer que nuestro cuerpo merece también respeto, siempre frutar de hacerlo, pues "ya están viejos/as para eso"; es así como mu- ha habido agresión, sólo que había más silencio e impunidad, chas de ellas se niegan la oportunidad de encontrar un nuevo amor, muchas somos y éramos esposas sumisas, sin voz. aguantado- desempeñarse en otra labor o aprender algo nuevo, por el temor al ras, dos esposos separados eran como dos hojas de tijeras sueltas, fracaso. Estos sentimientos de incapacidad e impotencia llevan a las no servía, era una señal de fracaso muy grande, además, esas personas a reaccionar con ansiedad, duda y congoja (De Mézerville, frases tan duras y agresivas. "hasta que la muerte los separe" 2004: 37). Aquí puedo recordar el caso de un señor adulto mayor, o "aguante hasta la muerte".yo no creo en el matrimonio." que en la ejecución de un proyecto se negaba a participar de una (Castro y León, 2003: 57).
actividad y se podía notar en él la ansiedad y la congoja de creer que no podía ni intentarlo. Uno de los estudiantes le dijo que lo "Nos infundieron el concepto de esposa sumisa, aguantadora sin intentara, que todos cometíamos errores, pero lo importante era el voz" (Castro y León, 2003: 69).
intento; después de hablarle, aceptó hacerlo y cuando lo consiguió su alegría y asombro fueron tan grandes que, luego, no hubo manera Al respecto, podemos citar los casos de agresión que se callan por de despegarlo de aquella actividad, pues él mismo se convenció de temor a ser abandonadas o recibir represalias. También muchas de su potencial.
ellas se sienten incapaces de tomar decisiones por sí mismas y hacen lo que les dicen otro/as con el fi n único de "quedar bien" ante los de- El autocontrol o "manejarse correctamente en la dimensión personal, más o se abstienen de participar en actividades en los cuales mues-cuidándose, dominándose y organizándose bien en la vida" (De Mé- tren sus aptitudes o cualidades. En nuestro trabajo de extensión, zerville, 2004: 39), implica el autocuidado, la autodisciplina y la hemos visto personas mayores esconder sus talentos o cualidades, o organización propia o el manejo de sí mismo/a. En este aspecto, la bien, quienes no manifi estan su inconformidad sobre algún asunto, persona adulta mayor, al sentirse presionada por la sociedad que la todo esto por temor a equivocarse o provocar la desaprobación de acusa de "improductiva", tiende a exigirse más de lo que puede, lo sus compañeros de grupo, por eso hemos tratado de brindarles los cual le ocasiona estrés y, a veces, la desanima o, por el contrario, se espacios para que se "lancen a la conquista y venzan esos temores", deja caer en una pasividad que la puede precipitar a una depresión. lo que, en la mayoría de los casos, hemos logrado con trabajo en En otras ocasiones, se desanima y se descontrola a tal punto que no equipo.
le interesa acicalarse, pues considera que debido a su edad no hace falta hacerlo; también puede suceder que, al no aceptar su edad, se Por último, la autorrealización o "el desarrollo y la expresión adecuada arregle con tanto esmero que llegue a extremos. Por otra parte, po- de las capacidades propias, para vivir una vida satisfactoria que sea de dría verse involucrada en relaciones nocivas que la desestabilicen.
provecho para uno mismo y para los demás" (De Mézerville, 2004: 45), lleva al individuo a manifestar sus potencialidades y a considerar sus En el campo de la autoafi rmación, la "libertad de ser uno mismo y acciones más realizables en tanto que las considera más signifi cativas poder tomar decisiones para conducirse con autonomía y madurez" (De en su existencia. Es como "dejar huella". En una sociedad en la cual Mézerville, 2004: 41) se manifi esta en que el individuo puede expre- el pasado no se valora, las personas adultas mayores se enfrentan a sar sus sentimientos, deseos, pensamientos o habilidades. Podemos este fenómeno y experimentan insatisfacción ante sus logros, ya que decir que en las personas adultas actuales, cuya historia de vida, la sociedad las desecha y les presta poca importancia. Es aquí donde en la mayoría de los casos, principalmente en mujeres, ha sido de el rescate de tradiciones y costumbres que valoren esos esfuerzos del subordinación, sentirse libre de manifestarse de palabra o acción pasado cobra gran relevancia, pues a la vez que conservamos nuestro ha resultado muy difícil, de modo que al llegar a su adultez mayor ayer, damos valor a nuestro presente y las personas adultas mayores les sigue costando y muchas continúan "aguantando" en diversas sienten que lo que hicieron, en lo cual está su huella, genera bienes-circunstancias y momentos de sus vidas, pues fueron enseñadas para tar y riqueza y valió la pena. Para continuar ejemplifi cando, en uno ello.
de nuestros proyectos en Barbacoas de Puriscal, estuvimos hablando con personas adultas mayores. En esa ocasión, un señor nos contaba como él había participado en la construcción de la iglesia del lugar y Sacudir toda la basura que la sociedad ha tirado en los hombros de de como llegaban turistas a verla; se podía ver en él ese sentimiento las personas adultas mayores y lograr que ellas sepan quiénes son en de haber generado algo importante y trascendental para su comuni- realidad, con sus defectos y virtudes, les permitirá vivir a plenitud, dad y, a la vez, para sí mismo. Muchas personas de este grupo etáreo disfrutar la vida y llevarse bien con quienes les rodean. Asimismo, esperan espacios como estos para transmitir lo que han hecho y lo podrán encontrar un sentido a sus vidas, más allá del estarse lamen-que son capaces de hacer.
tando por sus pérdidas y así podrán disfrutar más de sus potencia-lidades y cualidades, aceptando a la vez sus debilidades y sacando Si una persona adulta mayor se ama a sí misma, será capaz de es- provecho de sus errores.
tablecer relaciones interpersonales satisfactorias con las demás personas y podrá enfrentar, de manera saludable, las circunstancias apremiantes de la vida. De esta forma, resulta necesario en la adultez mayor tener una autoestima sana, ya que en esta etapa las pérdidas Bonilla, F. y Méndez, A.L., 1999: "Autopercepción en mujeres aparecen con mayor frecuencia, y poder tener la capacidad para su- mayores costarricenses del área rural", en Anales en Gerontología, perar las desgracias y las adversidades y no conformarse con situa- Vol.1 - Nº 1, 57-67.
ciones denigrantes y hasta de abuso.
Castro, S. y León, M., 2003: Adulto Mayor: Sexualidad y Salud, En cuanto al problema del autodesprecio y las relaciones autodes- trabajo de investigación presentado ante la Vicerrectoría de In- tructivas, el suicidio de las personas adultas mayores es un problema vestigación de la Universidad Nacional, como parte del Progra- de gran magnitud en países desarrollados, en especial en USA (Hi- ma de Atención Integral de la Persona Adulta Mayor.
dalgo, 2001: 18), en donde el estilo de vida fomenta el abandono y la soledad y el consecuente sentimiento de "no valía", que llevan a De Mézerville, G., 2004: Ejes de Salud Mental: los procesos de estas personas a la depresión y la muerte.
autoestima, dar y recibir afecto y adaptación al estrés, Trillas, Méxi-co. Considero que en nuestra labor con personas adultas mayores, la utilización del Proceso de la Autoestima, en cualquiera de sus tres Hidalgo, J., 2001: El envejecimiento: Aspectos sociales, Editorial enfoques, es un instrumento de gran utilidad, dependiendo del caso, de la Universidad de Costa Rica, San José.
ya que en nuestra experiencia hemos podido observar problemas de autoestima baja, tanto en hombres como en mujeres adultos ma- Mc Dowell, J., 2000: Mírate como Dios te mira, Editorial Vida, Miami, Florida.
Ahora bien, si "la autoestima debe considerarse como un concepto di- Meyer, J., 2000: Cómo tener éxito en aceptarte a ti mismo, Editorial námico que está siempre en proceso de consolidación. puede crecer du- Carisma, Miami, Florida.
rante el proceso de maduración o se puede deteriorar. puede aumentar y decrecer." (De Mézerville, 2004: 51), una persona que tiene una autoestima baja y llega a la adultez mayor en similar condición y, además, la designación global o etiquetaje acentúan sus sentimien-tos de baja valía, entonces carecerá de la capacidad de enfrentar los retos de dicha etapa de su vida; por tanto, será indispensable ayudar-le a superar cualquier problema en el área de su autoestima. En defi nitiva, el hecho de que una persona adulta mayor tenga una sana autoestima es de vital importancia para que ésta pueda vivir a plenitud; de tal manera que velar porque cada día la mejore es punta de lanza para la labor como gerontólogo/a.
Prepararse para la vejez Pensar en la vejez no es muy usual ni muy gratifi cante para muchas personas, sobre todo para aquellas que se consideran aún muy jóvenes y que se les olvida que aún queda una etapa para vivir. Pero pensar en la vejez implica prepararse para disfrutar Idalia Alpízar
de esa etapa de la vida. Y una de las formas de prepararse es comenzar por aprender a mejorar los estilos de vida que llevamos.
Licenciada en Historia, por la Universidad Na-cional, y egresada de la Las tendencias demográfi cas en Costa Rica revelan grandes expectativas de vida. Por Licenciatura en Periodis- ejemplo, la proporción de personas adultas mayores ha ido creciendo: mientras que mo, de la Universidad de Costa Rica. Profesora de en 1950 el porcentaje de personas de 60 años y más era de 5.7%, lo que equivalía a un Estudios Generales, Uni- número aproximado a las 50 mil personas en esas edades, ya en 1980 la proporción de versidad Nacional. Coor-dinadora del proyecto de personas en esa condición era de 130 mil, en números absolutos. A partir de 1995 pasa extensión del Centro de de 253 mil personas y en 1997 llega a 282 mil personas (Morales Martínez, 2000: 2).
Estudios Generales "Ge-neración dorada: por una mejor calidad de vida de Se vaticina que si el proceso de transición demográfi ca continúa como se prevé, en la persona Adulta Mayor". Algunos de sus trabajo en el 2025 el porcentaje de personas mayores de 60 años será de 14%, lo que equivaldría materia de persona adulta a más de 800 mil personas. Una de cada seis personas tendrá 60 o más años (Morales mayor: "Centros penales Martínez, 2000: 2).
y persona adulta mayor"; "Medios de comunicación y adulto mayor"; "La per- Por ser Costa Rica uno de los países con más elevada expectativa o esperanza de vida sona adulta mayor en la era de la información".
al nacer en América Latina, se puede decir que la población costarricense está vivien-do un proceso de envejecimiento, que conlleva la necesidad de prepararnos hoy para afrontar esa situación.
El concepto de vejez tiende a espantar como si fuera un fantasma, sobre todo en un momento en el que se tiende a hacer un culto a la juventud y cuando la tendencia, por el contrario, es el envejecimiento. La imperante cultura occidental, consumista y centrada en el éxito, coloca a la juventud en un lugar privilegiado frente a las demás etapas de la vida. Sin embargo, no debe perderse de vista que la felicidad, el bienestar y la productividad se pueden desarrollar a lo largo de toda la vida.
La llegada a la edad adulta mayor parece ser una tragedia y hasta tiende a percibirse como el inicio del fi n de la vida. Tan negativa resulta ser la llegada de esa etapa que algunas personas consideran más bien ofensivos los galardones que se les conceden; tal suele suceder con el carné de oro o el uso de los tiquetes para transporte público. Se desconoce, por tanto, el principio bíblico que establece que la per- tener; la que representamos ante las demás personas; la que nuestros sona adulta mayor merece honra: "delante de las canas te postrarás tejidos y órganos muestran. y el rostro del anciano honrarás" (Levítico 19:32).
Ahora bien, hay un elemento particular que hace diferente el pro- Cada persona, conforme avanza en sus años, atraviesa diferentes ceso de envejecimiento: existe un envejecimiento cronológico, que circunstancias. El problema está cuando no se quiere aceptar el tiene que ver con la edad, y otro envejecimiento fi siológico, que va cambio de etapa y las nuevas condiciones de vida con las que debe a depender más de los estilos de vida que hayamos llevado. De ahí convivir.
la importancia de tomar en consideración la alimentación y otros cuidados para que ese proceso sea lo más saludable posible, o bien, Es una crisis que muchas personas empiezan a vivir y sólo se acentúa parafraseando a la Dra. Olga Marta Murillo, el envejecimiento es un si no están preparadas para esas nuevas etapas. Si bien no debemos proceso natural e individual que debemos de aceptar con dignidad.
negar los cambios que se producirán, eso no signifi ca que las cosas vayan a empeorar. Por el contrario, con una adecuada preparación Aunque no existe una defi nición exacta de vejez podemos decir que para entrar en esa etapa no sólo seremos personas más productivas es la parte evidente del envejecimiento, es el repunte en el cual se y saludables, sino que estaremos en mayor capacidad de aportar a la pueden evidenciar ciertas características. En la piel se manifi estan sociedad y a las futuras generaciones.
arrugas y menos elasticidad; la vista y los demás órganos funcionan de manera más lenta. Se empiezan a manifestar problemas de me- Lo mejor es preparase para tener una vida plena y placentera acep- moria, lo cual va a ser más agudo dependiendo del nivel de entre- tando los cambios que vendrán. Lo que sí nos corresponde, además namiento. La estructura psicológica se vuelve más rígida, con mayor de adoptar estilos de vida saludable, es defi nir un proyecto de vida terquedad y retraimiento social, lo cual debe ser considerado de para comenzar a vivir una vida diferente.
manera integral por la familia. También pueden ser más frecuentes ciertas enfermedades como las cardiacas, mentales, óseas, pérdida de Cada día las posibilidades de vivir más años aumenta, pero no de- destrezas, entre otras.
bemos perder de vista que no sólo agregamos años de vida, sino vida a los años, y eso sólo será posible en la medida que forjemos estilos Ciertamente la vejez es una vivencia, es muy particular y va a mos-de vida saludables.
trar signos de deterioro. Sin embargo, esto no signifi ca que no se pueda tener calidad de vida. Si actualmente vivimos más años, es Como parte de los estilos de vida saludable está aprender a comer; necesario vivirlos con calidad, lo que implica tener que considerar hacer de la alimentación una terapia. Muchas de las enfermedades aspectos como salud, nutrición, medicina complementaria, ejerci-que hoy padece la humanidad pudieron haberse evitado si se hubie- cio físico, descanso, sueño y recreación, entre otros. ra puesto empeño en la forma de alimentarse, en dedicar tiempo al ejercicio, a la distracción y al uso del tiempo libre.
La salud, según la OMS, es el completo estado de bienestar biológi-co, psicológico y social y no solamente la ausencia de enfermedad. El proceso de envejecimiento es un proceso normal que inicia en la De ahí que debamos revisar nuestras conductas y hábitos de vida concepción y termina con la muerte. Es universal porque es común para verifi car si son lo debidamente saludables, porque de lo contra-a todas las personas; es constante porque permanece a lo largo de rio deberíamos modifi carlas para asegurar una vejez con calidad.
la vida; es individual debido a que es particular y propio de cada persona. El proceso de envejecimiento es general, ya que afecta de Cuando hablamos de la nutrición debemos procurar que sea salu-manera semejante a los diferentes tejidos y funciones y, sobre todo, dable, que sea una dieta balanceada que incluya proteínas, hierro, es irreversible.
calcio, vitaminas, carbohidratos y minerales. Además, que se eviten los excesos de preservantes, colorantes, sal, azúcares y harinas, así En ese sentido, la medición de la edad se puede establecer bajo cier- como la mezcla incorrecta de los nutrientes (Sedó, 1998).
tos parámetros, ya sea por la fecha de nacimiento; la que sentimos El ejercicio y el descanso son otros componentes importantes de otro país. Las personas disfrutarán más de ella si se han preparado un estilo de vida saludable, ya que por la inactividad física se ve para estar en ella.
afectado el sistema óseo, muscular y cardiovascular. La actividad fí-sica contribuye a prevenir enfermedades como tensión arterial alta, Hay que erradicar todo pensamiento negativo en torno al envejeci-diabetes, obesidad, enfermedades cardiacas, osteoporosis y otros do- miento, pues lo que hace es bloquear una correcta visión de nuestras lores. Mejora el sistema respiratorio, el sistema cardiovascular y el posibilidades y generar problemas de autoestima. Sin embargo, lo sistema inmunológico (Chacón, 2004).
usual es que la gente no quiera saber nada de la vejez, y cree que si no se piensa en ella nunca va a llegar. Un pensamiento de esta na- Erróneamente se ha creído que el ejercicio físico es sólo para los turaleza hace que la gente no sólo no se prepare sino que aborrezca atletas; sin embargo, aún en un estado de postración en cama, la tener que llegar ahí.
persona puede y debe ejercitarse.
Pensar en la vejez implica tener que empezar a conocer los cambios La recreación también forma parte de los cuidados para un enveje- y novedades relativos de la época y, sobre todo, establecer estilos de cimiento saludable. Consiste en toda forma de experiencia o activi- vida que garanticen una vejez con calidad. Y eso es posible iniciar- dad que proporciona al ser humano sentimientos de libertad, olvido lo desde ya, porque como dice un refrán: hay jóvenes de más de 90 de sus tensiones, reencuentro consigo mismo y satisfacciones, sin años y ancianos de menos de cincuenta, porque la juventud no es una obligación, restricción y presión alguna (Chacón, 2004).
época de nuestra vida, sino un estado de ánimo. Saber evolucionar y adaptarse al paso del tiempo es fundamental para poder enfrentar Con la recreación se ven benefi ciados los huesos, los músculos, los el futuro y disfrutar de cada etapa de la vida.
riñones, los receptores sensoriales, la salud mental, el bienestar psi-cológico, la autoestima, los hábitos de sueño y hasta las funciones intelectuales (Dawwer y Cerran-Smith, 2004). En la recreación se pueden incluir juegos de mesa, actividades al aire libre, oraciones, Chacón, Álvaro, 2004: "Conferencia sobre recreación", en deporte, paseos, actividades sociales y artísticas, manualidades, cos- Maestría en Gerontología, 2004: Material del curso "Cuidados tura, agricultura, granja, cocina y otros quehaceres.
para un envejecimiento saludable", Maestría en Gerontología de la UCR, San José.
El ocio es también fundamental. Debe ser una oportunidad para que toda la población restaure el balance de su vida, tanto en lo físico, Dawwer y Cerran-Smith, 2004: "Conferencia sobre el ejercicio como en lo mental y emocional. De igual forma, una vida intelec- físico", en Maestría en Gerontología, 2004: Material del curso tualmente activa en la que existan hábitos de lectura, se ejercite la "Cuidados para un envejecimiento saludable", Maestría en Geron- memoria, se comparta con amigos y se realicen actividades favo- tología de la UCR, San José.
rece la lucidez mental. También tienen mucho que ofrecernos las terapias alternativas o complementarias, las cuales incluyen desde Laforest, Jacques, 1991: El arte de envejecer, Herter, Barcelona.
los masajes, aromaterapia, risoterapia, hasta las distintas formas de medicina natural y homeopática.
Morales Martínez, Fernando, 2000: Temas prácticos en geriatría y gerontología, UNED, San José. En fi n, es importante pensar en la vejez para prepararse a disfrutarla. Como dice un destacado escritor, si uno planeara pasar el resto de la Sedó, Patricia, 1998: Envejecer sano con una buena alimentación, vida en otro país aprendería cuanto pudiera acerca de él: su clima, AGECO, San José. sus habitantes, su historia, sus costumbres. La vejez es parecida a La sexualidad en la persona adulta Sumario: Presentación. 1. Proceso de envejecimiento en el hombre. 2. Fuerza
expulsiva disminuida. 3. Volumen seminal disminuido. 4. Proceso de envejeci-
Fernando
miento en la mujer. 5. El proceso de la respuesta sexual: a) La fase excitatoria. b) La fase de meseta. c) La fase orgásmica. d) La fase de resolución. 6. Afeccio- nes de la salud sexual. 7. Tratamiento. a) Medicamentos que pueden ayudar a Médico. Presidente de la mejorar la sexualidad. b) Métodos quirúrgicos para ayudar a la sexualidad. 8. Junta Rectora del Conse- jo Nacional de la Persona Adulta Mayor. Director General del Hospital Na-cional de Geriatría y Ge- rontología Dr. Raúl Blan-co Cervantes. Director Académico de la Unidad Los médicos frecuentemente fallamos al comunicarnos con nuestros pacientes. Al de Posgrado de Geriatría interrogarlos sobre su vida sexual durante la evaluación geriátrica, muchas veces los y Gerontología, Univer-sidad de Costa Rica. Fe- pacientes no se refi eren a este tema por los tabúes y mitos que hay alrededor de él. llow American Geriatrics Pero una vez que el médico le da la sufi ciente confi anza, generalmente el paciente se Society (1985), Estados Unidos de América. Fe- encuentra en la capacidad de tener un diálogo abierto sobre esta problemática.
llow Royal Collage of Phy-sicians (Edimburgo 1995), Gran Bretaña.
Anteriormente, los hombres mayores que expresaban interés en el sexo se cataloga-ban como "inadecuados" y las mujeres mayores que expresaban interés en el sexo no tenían posibilidad de expresarlo. Pero ahora, las oportunidades para una discusión franca, la educación y la investigación en envejecimiento sexual normal, son cada vez más un tema de actualidad y debemos de expresarlo de la forma más abierta y completa posible.
1. Proceso de envejecimiento en el hombre Aproximadamente 30% de los hombres a los 40 años describen difi cultades en la erección, esta cifra aumenta a 70% a los 70 años. Desgraciadamente, las estadísticas son de difícil adquisición por las implicaciones psicológicas del tema y la renuencia de médicos y pacientes a hablar del tema. El factor más fuerte asociado a estas alte-raciones es la edad.
Existen ciertos cambios en la sexualidad que son normales en la vejez. Se da un alentamiento en la respuesta sexual, lo que es más notorio en el hombre. Además, el hombre puede presentar menor fl uido pre-eyaculación y menor bloqueadoras, antipsicóticos y antidepresivos. El consumo excesivo fuerza en ésta, ambos asociados a la disminución de la libido. La cau- del alcohol también es causa frecuente de estos trastornos. Otras sa de esta disminución gradual en la libido con el envejecimiento es, drogas pueden producir disminución de la libido, de la excitación y obviamente, multifactorial, pero la secreción testicular de testoste- alteraciones en el orgasmo.
rona juega un papel preponderante. Al envejecer, hay disminución gradual en el volumen testicular y fi brosis global del testículo. Aún En condiciones normales, los hombres se mantienen fértiles durante no se sabe si estos cambios relacionados con el envejecimiento se toda la vida. Sin embargo, con los años hay disminución del volu-deben a algún fenómeno celular primario o a una insufi ciencia vas- men de líquido seminal eyaculado y de la fuerza contráctil de los cular progresiva. El ultimo resultado, sin embargo, es una disminu- músculos durante el orgasmo. Se describe también que el hombre ción lenta pero persistente en la disponibilidad de la testosterona al mayor presenta menor urgencia por alcanzar el clímax, lo cual per-envejecer y, por ello, una caída en el interés sexual.
mite un mayor control de la relación sexual y menor frecuencia de eyaculación precoz.
Los niveles de testosterona pueden decrecer con la edad; sin em-bargo, una disminución mayor se puede observar con enfermedades Los análisis de tratamiento de la alteración de la función eréctil crónicas y consumo de alcohol.
masculina muestran que algunos fármacos pueden ser efectivos.
Se observa, con el tiempo, una disminución de la respuesta penea- 2. Fuerza expulsiva disminuida na a la estimulación, con lo cual requiere cada vez mayor cantidad de estimulo táctil directo para lograr la erección. Esta situación se De modo semejante a la sensibilidad peneana y a la rigidez, la fuerza ha correlacionado con una disminución de la respuesta neuronal expulsiva del semen disminuye con el envejecimiento. Los hombres peneana, la cual puede verse afectada por cambios degenerativos mayores informan con frecuencia que las contracciones musculares asociados a la ateromatosis o a enfermedades con alteraciones vas- orgásmicas son menos intensas y el semen sale a gotas más que a culares o neurales (por ejemplo, diabetes mellitus). La impotencia chorro. Esta alteración de la fuerza eyaculatoria se relaciona con se puede deber a factores tan diversos como estrés, fatiga, depresión, una pérdida del tono muscular en el cuerpo, particularmente en los enfermedad orgánica, etc. Los factores psicológicos dan cuenta de músculos del periné y de las estructuras a su alrededor.
aproximadamente el 20% de las impotencias y los factores orgánicos del otro 80%, pero es frecuente encontrar una mezcla de ambos.
En vista de la respuesta de los músculos al ejercicio regular, se pue-de predecir que la fuerza expulsiva podría ser menor en los adultos Patologías de diversos sistemas pueden causar disfunción sexual. En- mayores sedentarios y mayor en los que hacen ejercicio. Por tanto, tre las más importantes se cuentan enfermedades vasculares como la actividad física con mejoras en el tono muscular puede convertir isquemia y alteraciones del drenaje venoso del pene. Las neuropa- otra vez un goteo en chorro seminal.
tías –como, por ejemplo, la neuropatía diabética– dan cuenta de otro porcentaje importante de casos de impotencia. Causas endo- 3. Volumen seminal disminuido crinas y alteraciones estructurales del pene son relativamente raras en el anciano y tienen mayor prevalencia en pacientes jóvenes con Adicionalmente a la disminución de la fuerza expulsiva, la baja del trastornos de la función sexual. Un défi cit de la vitamina B es otra volumen seminal se asocia a la edad. Durante la edad temprana el causa relativamente frecuente en ancianos.
volumen del semen liberado se es de 3 a 5 cc. A medida que los testículos, la próstata y las glándulas de Cooper envejecen, hay una Las drogas siempre se deben tener en consideración en el diag- reducción lenta pero gradual en el volumen total del semen por nóstico diferencial de la alteración de la función sexual del adulto orgasmo. Para los hombres mayores, el volumen seminal por eyacu-mayor, ya que explicarían alrededor de 25% de los casos. Entre las lación es aproximadamente de 1 a 2 cc.
más comunes están las drogas antihipertensivas, especialmente beta 4. Proceso de envejecimiento en la mujer la mujer adulta mayor sólo tenía setenta años de edad, quizás es seguro suponer que ocurren cambios semejantes a medida que la En las mujeres la menopausia juega un rol importante en la sexua- mujer avanza más en edad.
lidad. El término de la vida fértil en muchas mujeres, produce una
mayor satisfacción al no existir el temor de un embarazo no deseado. a)
La fase excitatoria
En otras, sin embargo, lleva a una sensación de baja autoestima e inseguridad. Los cambios estéticos también juegan un papel impor- La erección de los pezones continúa con el mismo patrón que en tante y la mujer puede no sentirse lo sufi cientemente atractiva.
la mujer joven, a pesar de la pérdida de la elasticidad mamaria. La mujer mayor también experimenta menos vasocongestión en las El défi cit de estrógenos, característico de la menopausia, produce mamas. La sensibilidad del clítoris permanece intacta a pesar de una atrofi a del epitelio urogenital, lo que aumenta la incidencia de in- disminución modesta en su tamaño.
fecciones y de dolor durante el coito; sin embargo, esto no se rela-ciona directamente con disminución de la libido. Incluso en algu- Se reduce la lubricación vaginal durante esta fase: sin embargo, con nas mujeres la ausencia de hormonas que contrarresten la acción de un juego sexual y estímulos adecuados y suaves, la mujer producirá andrógenos circulantes, hace que el deseo sexual aumente. Una de también la lubricación necesaria. Hay evidencia de que las mujeres las alteraciones más frecuentes es la disminución de la lubricación con actividad sexual continua, tienen cambios mínimos para pro-vaginal: en la mujer joven este proceso puede completarse en 30 ducir lubricación. En situaciones selectivas se pueden necesitar segundos; sin embargo, en mujeres postmenopáusicas puede durar cremas de estrógenos o lubricantes. Si la mujer ha experimentado 5 minutos o más. Por ello, una adecuada estimulación es aún más dispareunia regularmente debido a la penetración peneana previa necesaria para la mujer en su etapa de adulta mayor.
a una adecuada lubricación, puede desarrollar contracciones mus-culares vaginales involuntarias. Éste es un grado de vaginismo y se En algunos estudios se ha visto que la menopausia per se es respon- deberá sospechar siempre que haya una historia de coito doloroso.
sable de algunos aspectos del cambio en la función sexual, pero no
de todos; por lo tanto, hay que tener presente factores como la edad, b)
La fase de meseta
la existencia o no de una pareja estable y las condiciones basales de salud. La terapia hormonal de reemplazo con estrógenos es una gran La vagina experimenta una expansión de los dos tercios internos, ayuda para mejorar algunos casos de disfunción sexual en mujeres pero la extensión disminuye en la sexta y séptima décadas. La mujer postmenopáusicas. La utilización de estrógenos locales también también experimenta alguna reducción de la vasocongestión en el puede resultar muy útil.
aspecto externo de la vagina durante esta fase. Las glándulas de Bar-tholino producen alguna lubricación adicional en el tercio externo En las mujeres los medicamentos también explican una parte im- de la vagina, sobre todo durante un coito prolongado. Esto se reduce portante de los trastornos de la sexualidad. La administración de o inclusive falta en la mayoría de las mujeres mayores de 70 años.
andrógenos, por ejemplo, puede producir aumento de la libido y
virilización en la mujer –producida también por el haloperidol–. c)
La fase orgásmica
Otras drogas pueden causar disminución de la libido, disminución de la excitación y del orgasmo, en especial anticolinérgicos, antip- La mujer saludable permanece orgásmica y multiorgásmica hasta sicóticos y antidepresivos.
la vejez avanzada, pero el orgasmo es algo menos explosivo y de una duración que se acorta levemente. Las mamas y el clítoris no 5. El proceso de la respuesta sexual presentan alguna reacción especial. El meato urinario está menos protegido debido a que, con el envejecimiento, hay reducción del El patrón de la respuesta sexual sigue las mismas etapas en las mu- tejido adiposo y atrofi a de los labios. Ocasionalmente esto puede jeres de todas las edades. Masters y Jonson, en su laboratorio, estu- resultar en pérdida involuntaria de orina, irritación y aun cistitis. diaron en las mujeres los cambios en relación con la edad. Aunque Durante el orgasmo, las contracciones vaginales (que algunas veces son poco placenteras) se desarrollan de forma semejante en todas pués de un periodo de minutos es capaz físicamente de repetir el las edades, pero en la edad mayor pueden disminuir. Se han tratado ciclo de la respuesta sexual.
estos casos con estrógenos y progesterona, lo que ha producido un alivio de esta sintomatología.
6. Afecciones de la salud sexual La fase de resolución
Diversas enfermedades pueden incidir negativamente en la sexuali-dad de las personas adultas mayores, tal como se ilustra en la Tabla Durante esta fase, la erección de los pezones disminuye en modo 1.
gradual y el clítoris retorna con rapidez a la posición relajada. Des- Enfermedades médicas que afectan la sexualidad y sus tratamientos
Afectación en la sexualidad
El deseo sexual no se ve afectado, pero la discapa- Tratar posiciones sexuales que no produzcan dolor cidad producida por la osteoartritis y la artritis reu- articular y, sobre todo, llevar a cabo el coito cuando matoidea interfi eren con el acto sexual.
haya disminuido o no haya dolor.
Enfi sema crónico y Diseña producida por la actividad física y sexual.
Descanso y suplemento de oxígeno.
Prostatitis crónica El dolor puede disminuir el apetito sexual.
Antibióticos, masaje prostático y ejercicios de Kegel.
Enfermedad renal crónica Impotencia, ansiedad y depresión.
Diálisis, psicoterapia y el trasplante renal pueden restaurar el capacidad sexual.
Diabetes mellitus La impotencia es común en el hombre y disminuye el apetito sexual en la mujer.
Un buen control de la diabetes mellitus.
Infarto al miocardio y Se requiere de 8 a 14 semanas de recuperación El médico debe dar una absoluta confi anza de la enfermedad vascular para restablecer la actividad sexual.
recuperación para la actividad sexual. Programas de ejercicios para mejorar la condición cardiaca.
Presenta síntomas físicos y reacciones adversas a El médico debe dar toda la confi anza acerca de la Insufi ciencia cardiaca los medicamentos. Esto repercute en la actividad sexual, por lo que se debe ser cuidadoso por la completa recuperación mediante ejercicios y trata- posibilidad de un edema agudo de pulmón.
miento médico.
Cirugía con puentes Se requieren 4 o más semanas de abstinencia antes Estimulación o masturbación. Programa de ejercicios de volver a tener actividades sexuales.
para mejorar la condición cardiaca hasta recuperarse.
La incidencia de impotencia es de alrededor del Escoger medicamentos antiohipertensivos que no 15%. No se conoce en mujeres.
afecten la respuesta sexual.
Enfermedad de Parkinson Pérdida del apetito sexual en hombres y mujeres.
La levodopa puede mejorar el apetito y respuesta El coito es doloroso para muchos hombres en el El tratamiento de psicoterapia ayuda sustancialmen- Enfermedad de Peyronie's momento de la penetración. Puede ser muy difícil te. A veces la sintomatología desaparece espontá- y, a veces, imposible cuando el pene está angulado. neamente. En otros casos, la cirugía puede ser una Incontinencia de estrés Se ha reportado 50% de disfunción sexual en las Los ejercicios de Kegel, estrógenos orales o locales y entrenamiento de biorretroalimentación.
El deseo sexual no se modifi ca pero se imposibilita realizar el coito. En el hombre el problema está Accidente vascular cerebral en las condiciones físicas y mentales, producto Tratamientos contra la impotencia con ayudas me- de presentar áreas sin sensibilidad y limitaciones cánicas que puedan posibilitar la actividad sexual.
La sexualidad también se ve afectada sustantivamente por diferen- Tratamiento con el Vacuum (al vacío): Consiste en introducir el pene tes tipos de cirugías y patologías, según se ilustra en la Tabla 2.
en un cilindro y se le extrae el aire para producir la erección, se le coloca una banda de hule en la base del pene para mantener la erección. Muchos individuos que han usado este procedimiento lo Alteraciones de la sexualidad por procedimientos quirúrgicos
han encontrado muy útil.
Implante de pene: Las prótesis peneana permanente es de gran utili- Alteración en la sexualidad
dad, especialmente para la impotencia intratable. Este tipo de pró- Abstinencia de 6 a 8 semanas tesis se usa como último recurso y de ella a existen varios modelos. después de la cirugía. Depresión por La contraindicación se da en pacientes psiquiátricos con depresiones posible reducción en la sensación durante el orgasmo.
severas y otras complicaciones, como infecciones y fi brosis del pene.
Depresión, pérdida del deseo sexual debido a reacciones emotivas de la Hay otros estudios que indican que la sustancia yohimbina puede producir un efecto en la erección debido a los neotrasmisores acetil- Abstinencia de 6 semanas. Posible colin y dopamina que están en la respuesta sexual.
impotencia debido a la cirugía. Posible impotencia psicogénica.
La impotencia es común.
b)
Métodos quirúrgicos para ayudar a la sexualidad
Se puede afectar el deseo por Colostomía e iliostomía razones emotivas y se recomienda Cirugía de revascularización: Está todavía en experimentación. participar en grupos de osteomizados La impotencia es común.
La disminución del apetito sexual puede ser un marcador de patolo-gía subyacente. La causa más frecuente de reducción de la actividad Es importante recordar el viejo adagio que dice "si no la usa, la pier- sexual en el hombre es la alteración de la función eréctil y en la de". Por ello, se recomienda tener buenos hábitos alimenticios, una mujer la sequedad vaginal post-menopáusica. La alteración de la dieta balanceada, hacer ejercicio, evitar el tabaco, tener un consu- función eréctil no es parte del proceso de envejecimiento normal.
mo moderado de alcohol y una actividad física bien programada.
Un tratamiento exitoso requiere del conocimiento y de la sensi- El tratamiento con psicoterapia de pareja, la terapia de grupos y bilidad del médico tratante, acerca de que la alteración sexual es sexual, son opciones que vale la pena tomar en cuenta. Además, es fácilmente tratable con medidas no invasivas. El manejo de esta pa-muy importante tener los tratamientos y un buen control médico y tología debe ser individualizado, se deben promover acciones para la farmacológico de enfermedades concomitantes.
adaptación sexual de los adultos mayores a los cambios producidos con el envejecimiento. También se debe promover la salud sexual Medicamentos que pueden ayudar a mejorar la sexualidad
a través de la educación y el seguimiento médico oportuno con las diferentes evaluaciones de autoexamen de mama, papanicolau y Sildenafi l: Es un fármaco bien usado en dosis de 25, 50 y 100 mg. exámenes de la próstata.
Siempre debe iniciarse con la dosis más pequeña, es decir 25 mg. Este fármaco puede producir erección siempre y cuando se estimule Se debe instruir al paciente en que las relaciones sexuales no son sexualmente al paciente. Además bloquea la acción de la enzima únicamente la penetración y el orgasmo: se debe estimular la crea-fosfodiesterasa tipo 5, de manera que el óxido nítrico dilata los vasos tividad en el acto sexual para contrarrestar la fatiga y la atención. sanguíneos del pene. Este medicamento produce hipotensión cuan- Se debe reconocer que la sexualidad es una parte importante en la do se usan nitratos simultáneamente, por lo que está contraindicado calidad de vida en las personas mayores y, como nos recuerdan la en presencia de ellos. Existen otros medicamentos en la actualidad orientales, "la juventud dura tanto como seamos amados".
que están en investigación con este propósito.
Bachman G. et al., 1984: "Sexual expression and its determinants in Mulligan, T. y C.R. Moss, 1991: "Sexuality and aging in male vete- the postmenopausal woman", Maturitas, 6:19-29.
rans: A cross-sectional study of interest, ability and activity", Arch Sex Behav, 20: 17-25.
Brender W. et al., 1985: "Androgen enhances sexual motivation in females: a prospective cross-over study of sex steroid administration Mulligan, T. y Katz, G., 1988: "Erectile failure in the aged. Evalua- in surgical menopause", Psychosom Med, 7: 339-351.
tion and treatment", J Am Geriatr Soc, 36:54-62.
Cameron P., 1970: "The generation gap: beliefs about sexuality and _, 1989: "Why aged men become impotent", self-reported sexuality", Develop Psychobiol, 3: 27.
Arch Intern Med, 149: 1365-1366.
Edwards A. y J. Husted, 1976: "Penile sensitivity, age and sexual be- _, 1991: "Urologic considerations in geriatric haviour", J Clin Psychol, 32: 697-700.
erectile failure", Clin Geriatr Med, 7:73-84.
Evans, G.J. et al., 2000: Textbook of Geriatric Medicine, Oxford Uni- Newman, H.F., 1970: "Vibratory sensitivity of the penis", Fertil Steril,
versity, Pennsylvania, 2a. edición, 1029-1035.
Godschalk M. et al., 1997: "Management of erectile dysfunction by Schiavi, R.C. et al., 1991: "The relationship between pituitary-gona- the geriatrician", J Am Geriatr Soc, 45:1240-1246.
dal function and sexual behaviour in healthy aging men", Psychosom Med, 53: 363-374.
Gupta K., 1960: "Sexual dysfunction in eldery women", Clin Geriatr Steege, J.F., 1986: "Sexual function in the aging woman", Clin Obstet Gynecol, 29: pp. 462-469.
Johnson, L. et al., 1984: "Leyding cell numbers, sperm production and serum gonadotropin levels in aging men", J Clin Endocrino Me- Tallis, R.C. y H. Fillit, 2003: Brocklehurst Textbook of Geriatric Medici- ne and Gerontology, Chunchill Livingstone, 6a edición, 1407-1412.
Johnson V., et al., 1979: Textbook of Sexual Medicine, Little Brown Tudoriu, T. y Bourmer, H., 1983: "The hemodynamics of erection and Company Boston, 1-27, 103-118.
at the level of the penis and its local deterioration", J Urol, 129: Kaplan, H., 1974: The new sex therapy, Brunner/Mazel, New York.
Varela, L. et al., (s.a.): Principios de Geriatría y Gerontología, Universi- Kinsey A. et al., 1948: Sexual behaviour in the human male, WB Saun- dad Peruana San Cayetano Heredia, Perú, 141-146.
ders, Philadelphia.
Veldhuis, J.D., Urban, R.J., Lizarralde G, et al., 1992: "Attenuation Longcope C. et al., 1986: "Steroid and gonadotropin levels in women of luteinizing hormone secretory burst amplitude as proximate basis during the perimenopausal years", Maturitas. 8:189-196.
for the hypoandrogenism of healthy aging in men", J Clin Endocrinol Metab, 75: 52-58.
Lue TF. y E.A. Tanagho, 1987: "Physiology of erection and pharma- cological management of impotence", J Urol, 137:829-836.
Vermeulen, A., 1991: "Clinical review 24. Androgens in the aging male", J Clin Endocrinol Metab, 73:221-224.
Marín, P.P., 2001: Manual de Geriatría y Gerontología, Ediciones Uni- versidad Católica de Chile, 138-142.
Verwoerdt, A. et al., 1969a: "Sexual behaviour in senescence: patter- ns of sexual activity and interest", Geriatrics, 24:137-154.
Masters, W.H. y Johnson, V.E., 1970: Human sexual response, Little Brown Co, Boston.
Verwoerdt, A. et al., 1969b: "Sexual behaviour in senescence: changes in sexual activity and interest of aging men and women", J _, 1981: "Sex and the ageing process", J Am Psychiatry, 2: 163-180.
Geriatr Soc, 29:385-390.
Weg, R.B., 1983: Sexuality in the later years, Academic Press, New Mulligan, T., "Sexual dysfunction", en E.L. et al. (eds.), 1993: Ambu- latory geriatric care. Mosby-Year Book Inc, St. Louis, 252-258.
Winn, R.L. y Newton, N., 1982: "Sexuality in aging. A study of 106 Mulligan, T. et al., 1988: "Role of aging and chronic disease in sexual cultures", Arch Sex Behav, 11:283.
dysfunction", J Am Geriatr Soc, 36:520-524.
Sedentarismo y obesidad: Perspectivas y realidades de una sociedad que envejece Sumario: Resumen. Introducción. 1. Efectividad de las políticas estructura-
das para los cambios sociales de los estilos de vida. 2. Restaurantes de comi-
Luis C. Solano
das rápidas: ¿la próxima generación de compañías tabacaleras? 3. Metodolo- gía: a) Sujetos. b) Instrumentos. c) Procedimientos. d) Análisis Estadístico. Programa en Ciencias del e) Resultados. 4. Discusión y conclusiones.
Ejercicio y la Salud (PRO-CESA), Universidad Nacio-nal, e-mail:luissol2002@yahoo.com La problemática de la obesidad y del sedentarismo, como factores de la salud ligados a estilos de vida inadecuados, fue un tema aislado hasta hace un tiempo. Recientes estimaciones de organismos mundiales, entre ellos la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), dan cuenta de que este evento aislado surge ahora como un pro-blema social de elevadas proporciones, al grado tal que la obesidad es considerada actualmente como la nueva epidemia del siglo XXI, a razón de los enormes desajustes que provocará en los sistemas de salud pública en la mayoría de los países del mundo occidental y que ya, poco a poco, incluso los países en vías de desarrollo están empe-zando a sufrir su impacto.
El cambio en los hábitos de salud o la adopción de estilos de vida saludables, tales como la actividad física y la nutrición, se vislumbran entre las estrategias más im-portantes a seguir para crear conciencia en la sociedad del potencial peligro que esto representa y para evitar la debacle y sostener los sistemas de salud pública de los países a nivel mundial.
Un cuestionario fue elaborado para observar si dicha tendencia se manifi esta en Cos-ta Rica; también para indagar acerca de los hábitos de salud en jóvenes costarricenses y para analizar las posibles repercusiones futuras de estos estilos de vida en la sociedad costarricense. Para el estudio, se entrevistó a una muestra de jóvenes costarricenses con edades
entre los 15 y los 52 años (N = 35), de niveles colegial, universitario y profesionales
de diferentes áreas. Los datos obtenidos, fueron analizados con una técnica estadísti-
ca No Paramétrica (Chi cuadrado). Los resultados mostraron que los grupos etarios
analizados en este estudio, no muestran mayor interés por su estado América más de 100 mil millones de dólares al año; además, según de salud actual ni futuro.
Newman (2004), para el 2004, en los Estados Unidos de América, el número de cirugías bariátricas o cirugías que reducen el tamaño Se concluye que la creación de políticas más agresivas a nivel guber- del estómago se prevé que se llegue a casi nontuplicar con respecto a namental, la mejora en la educación por medio de la implementa- los valores de 1992 (16.200 en 1992 y 144.000 en el 2004).
ción de programas de prescripción de actividad física y el aumento del costo neto de las comidas rápidas por medio de impuestos, po- Pero, considerando la información anteriormente citada, ¿por qué drán fungir como algunas de las estrategias y alternativas que puede países como los Estados Unidos, que teniendo grandes parques re-utilizar el gobierno de Costa Rica para mitigar los futuros efectos de creativos, centros deportivos altamente especializados y demás op-la denominada globesidad.
ciones para la práctica de la actividad física, poseen grandes proble-mas para que sus ciudadanos escojan estilos de vida saludables y, por el contrario, sus ciudadanos necesitan recurrir a técnicas médicas tan drásticas como las cirugías bariátricas para lograr tener el peso Un artículo de Newman (2004: 44) inicia su presentación con la ideal? ¿Qué es lo que está pasando que se está perdiendo la batalla sentencia: "La cornucopia y la comodidad van coronando el desarrollo. contra la obesidad aun en los países en vías de desarrollo? ¿Qué pa-La prosperidad parece estar acarreando una nueva forma de vida que, trones de comportamiento psicosocial están presentando las socie-sencillamente, nos está matando". De manera similar, en otro texto dades de hoy en día que resulta casi imposible revertir los efectos de del Center for Diseases Control (CDC, 2004: 1) se cita: "Como una la llamada globesidad?sociedad, no podemos correr más el riesgo de hacer pobres selecciones de salud tales como ser físicamente inactivos y hacer dietas no saludables; Para tratar de dilucidar las preguntas anteriores se observarán un estas opciones han guiado a una tremenda obesidad epidémica. Como ha- par de casos de la realidad social de Costa Rica, los cuales enfoca- cedores de políticas y profesionales de la salud, debemos adoptar pequeños rán directamente las estructuras sociales que están permitiendo que pasos a través de políticas coordinadas y cambios ambientales que ayuden ocurran los desastres citados previamente.
a los americanos a vivir más, mejor y más saludable". Primer caso: Un reportaje, aparecido en el periódico La Nación
Aunque las sentencias anteriores muestren el panorama mundial (jueves 2 de setiembre del 2004, p. 6A), indica que hay 58% de es-de manera un tanto pesimista, la realidad a corto plazo vislumbra colares sin Educación Física; peor aun, se menciona que algunos di-proyecciones que, de seguir el ritmo actual de descuido e inconcien- rectores han cambiado lecciones estructuradas para Educación Física, cia social, alcanzarán proporciones hecatómbicas en los sistemas de por otras de Informática e Inglés, contando todo esto con la venia del salud pública (CDC, 2004). Y para quienes consideraban que los Ministro de Educación, quien dijo que el Ministerio de Educación problemas derivados del sedentarismo y la obesidad son propios de Pública (MEP) permite que se hagan este tipo de cambios. Estos datos los países desarrollados, una investigación elaborada por Newman son consistentes con otros reportados por el CDC (2004), en los que (2004) demostró que poco a poco los países en vías de desarrollo se cita que más de una tercera parte de estudiantes, entre el noveno empiezan a sentir los efectos de la obesidad. Irónicamente, el World y doceavo grado a nivel del colegio, no se involucran en actividad Watch Institute (2004) manifestó que existe evidencia sufi ciente física regular; además, la participación diaria en las clases de educa-que demuestra que en el mundo habitan tantas personas sobrea- ción física ha descendido dramáticamente en el lapso de un decenio, limentadas (es decir, con sobrepeso), como personas que padecen pasando de 42% en el año 1991 a 32% en el año 2001. Aunque, por desnutrición y con poco peso, o, lo que es lo mismo, mientras en una otro lado, las estimaciones emitidas por el Ministerio parecen indicar parte del globo terráqueo la gente se ahoga en un exceso de ingesta que en la secundaria se cuenta con una cobertura de 100%, ¿cómo calórica, la otra parte sufre por la poca o ausencia de ésta.
garantizarán el señor Ministro y demás autoridades educativas, que cuando los niños lleguen a la secundaria vayan a estar interesados en Ahora bien, no sólo sufren las personas por el exceso de alimenta- las clases de Educación Física, si los mismos funcionarios de más alto ción, sino también los sistemas de salud pública, pues en otro estudio rango del gobierno permiten que se incumplan las directrices elabora-efectuado por el CDC (2004), se demostró que todas aquellas enfer- das precisamente por ellos mismos? medades ligadas con la obesidad le cuestan a los Estados Unidos de Segundo caso: Otro reportaje, presentado en el mismo periódico Diversos reportes (CDC, 2004; OMS, 2004 a) han mostrado la im-
(La Nación, domingo 5 de setiembre del 2004, p. 8A), muestra que portancia de la práctica del ejercicio físico y mantener una buena
en las sodas escolares predomina la venta de comida chatarra, es-
nutrición, para el mejoramiento de la funcionalidad y la salud en pecífi camente, lo que son las frituras, las golosinas y los refrescos general de las personas, es decir, como métodos preventivos que gaseosos. Según el reportaje, las sodas deben vender entre sus pro- depararán una mejor calidad de vida en el futuro. Si estos trabajos ductos frutas y verduras, con base en el Manual para el funcionamien- muestran la necesidad imperativa de empezar a realizar actividad to de sodas escolares y colegiales en Costa Rica; pero, de acuerdo con física cuanto antes y de mejorar y regular los alimentos y la ingesta las explicaciones (¿pretextos?) de la administradora de una de estas calórica de lo que se consume por parte de la población, ¿con qué sodas escolares, las frutas y las verduras resultan un mal negocio, obligaciones tienen que cumplir las autoridades locales en la parte pues los infantes no están habituados a ellas. Del mismo modo, en social y las personas a manera individual, para poder revertir los este reportaje, una asesora nacional de Nutrición de la División de efectos de la obesidad?Alimentación y Nutrición del Escolar y del Adolescente, ubicada en el mismo MEP, manifestó que las sodas operan más como fuen- En un texto sobre prevención y promoción de la salud, la OMS tes generadoras de ingresos y no como lugares en donde los niños (2004a) despliega una serie de necesidades y obligaciones, que de-aprenden hábitos alimentarios adecuados. En el mismo reportaje se ben cumplir los gobiernos de los países y autoridades locales, con el cita que hasta se da el caso que en los centros privados los alumnos fi n de fomentar y motivar a los ciudadanos a que ingresen dentro de llaman por su teléfono celular y un trabajador de algún "servicio nuevos y saludables estilos de vida. Dentro de los diferentes linea-exprés" llega con el pedido hasta el colegio, principalmente los días mientos estipulados en dicho texto (OMS, 2004a), se analizarán al-viernes.
gunos que, si bien tienen una buena intención, no se observa ni una mentalidad a largo plazo entre las autoridades del gobierno de Costa Con base en lo anterior, es notable observar que la cultura de irres- Rica ni un respaldo a los programas comunitarios, entre otros: ponsabilidad social no sólo parte de los alumnos y, por supuesto, de los padres que no velan por la alimentación de sus hijos, sino que, 1. Formular legislación relevante.
primordialmente, la misma estructura educativa, que se cimenta 2. Promover políticas públicas integradas multisectorialmente.
desde las propias bases del Ministerio de Educación Pública costa- Procurar inversiones y movilizar recursos para la actividad rricense, tiende a fomentar la mentalidad de "laissez-faire" o "dejar hacer, dejar pasar". Lo patético de este caso es que, conociéndose 4. Hacer que la comunidad use las facilidades deportivas loca- los datos actuales de sedentarismo y obesidad de diversos países a les fácil y convenientemente.
nivel mundial, junto con las proyecciones a futuro de los problemas 5. Fortalecer las políticas nacionales relacionadas con la edu- que muy probablemente llegarán a ocurrir, la institución encargada cación física, actividad física y el programa Deporte para to- de velar por la educación nacional carece de un lineamiento y de dos en las escuelas.
planes de acción claros en el marco de una batalla frontal contra la 6. Implementar sufi cientes programas de educación física por profesores entrenados dentro del currículum escolar.
Proveer sufi cientes lugares de juegos y facilidades deportivas 1. Efectividad de las políticas estructu- en los terrenos escolares.
radas para los cambios sociales de los 8. Incrementar la actividad física en los programas culturales, de ocio y eventos.
Planear una variedad de lugares para caminar y ciclovías.
Observando todos estos puntos, si es tan fácil tornarse en una per- Inclusión de espacios abiertos, parques y facilidades para la sona obesa, ¿cómo se podría cambiar el destino casi inminente de actividad física.
la globesidad? ¿Se puede llegar a estructurar una política efi ciente 11. Apoyar a las autoridades municipales o locales para imple- en términos de educación, legal y de salud que logre proteger a la mentar estas selecciones.
sociedad, aun a costa de ella misma? Fortalecer los esfuerzos para evitar la reducción de la veloci-dad del tráfi co en las ciudades.
Apoyar las acciones para autos limpios, aire limpio.
adoquines y zonas verdes para embellecer estos lugares. Esta idea Asignar espacios seguros bajo techo y al aire libre para la es en realidad bastante buena, sólo que el punto de las ciclovías actividad física, incluyendo juegos y deportes.
permanece en discusión así como el de la agilización del tránsito, Buscar seriamente los benefi cios en la salud, sociales y eco- punto importante para motivar a los ciudadanos a visitar y transitar nómicos de la actividad física.
por la ciudad capital. Tomar medidas relevantes para asignar recursos a los secto-res concernientes.
Salvo excelentes ejemplos de planifi cación y desarrollo urbano an- Alentar a los sectores público y privado para invertir en ac- terior y reciente en Latinoamérica, específi camente en Brasil (Brasi- tividad física.
lia y Curitiba) y Colombia (Bogotá), es una realidad que el resto de Elevar los fondos a través de la recaudación de ciertos im- ciudades, en los diferentes países latinoamericanos, se caracterizan puestos (por ej. al tabaco, alcohol, ciertas bebidas, etc.) para por una pésima planifi cación urbana. Aunado a esto se encuentran los programas de promoción de actividad física y de otros los problemas de contaminación y hacinamiento en las ciudades, programas de salud.
producto del incremento de los anillos de pobreza y miseria alre-dedor de los centros urbanos más importantes, con un consecuente Los primeros cuatro puntos están enfocados en el área del sector sa- incremento de la violencia y la delincuencia en estos sitios, lo cual lud. Si se acepta el paradigma que un problema bien planteado está aumenta la inseguridad ciudadana y, por consiguiente, genera un medio resuelto, también es cierto que muchos elementos políticos ambiente de desconfi anza entre las personas para iniciar un plan de inciden negativamente en los planteamientos de las ideas relevan- actividad física dentro y alrededor de la ciudad capital para evitar tes por cuanto impera principalmente el factor ideológico-político, ser asaltados.
no las necesidades reales del pueblo. Estas necesidades sociales, por lo visto, son tomadas en cuenta para establecer los criterios políticos Ahora bien, dejando de lado estas ideas para mejorar y embellecer del grupo vigente en el poder, que en Costa Rica se prolonga por un las ciudades y promover la actividad física, no puede ser más risible período de cuatro años. y ridículo el hecho que, por una parte, algunas instituciones gu-bernamentales quieran promover la actividad física mientras que, Los puntos del 5 al 8 muestran una completa y total contradicción por otra, ciertas instituciones a las que les corresponde velar por la entre lo que estipula la OMS y lo que ocurre realmente en este país educación de las nuevas generaciones, irónicamente se empeñan en y probablemente en la mayoría de los países en América Latina. ponerle trabas a este proceso educacional, fomentando los pésimos Como anteriormente se citó, en el periódico La Nación (jueves 2 estilos de vida que se indicaron con anterioridad. de setiembre del 2004), no sólo no se dan los recursos sufi cientes para que se abran más plazas de profesores de Educación Física, sino Con base en lo anterior, es válido preguntarse ¿qué clase de nuevas que en los lugares en los que se cuenta con lecciones para impartir generaciones se están tratando de promover? Y si esos son los estilos Educación Física más bien se las dan a otras materias. De esta ma- de vida actuales, ¿qué esperan las autoridades gubernamentales con nera, es casi imposible producir una política nacional institucional respecto a la salud, bienestar integral y la calidad de vida de las coherente con las necesidades sociales, pues, aunque se trata del presentes generaciones cuando éstas envejezcan? Además, ¿tendrán bienestar de los infantes, tal parece que es más importante que los noción las autoridades de los porcentajes de la población seden-niños estén al día con la tecnología y la necesidad casi imperativa taria y obesa cuando se llegue al 2025 y al 2050, sobre todo de las de dominar otro idioma (inglés por supuesto).
altísimas cargas sociales en cuidados de la salud para atender a las personas que presenten patologías derivadas del sedentarismo y la Los puntos del 8 al 14, presentan particularidades interesantes, ya obesidad?que ha habido un creciente interés para la realización de nuevos parques, incluso se ha estado desarrollando una idea para la remo- Los puntos del 15 al 17 refl ejan un inquietante círculo vicioso co- delación del casco metropolitano de la ciudad capital, San José, nocido en los grupos políticos que llegan al poder, es decir, llegan a con el cierre de ciertas calles y avenidas, reacondicionándolas con imponer sus programas en detrimento de los anteriores sin importar si éstos son o no funcionales. Esta ha sido la triste y llana realidad no de dólares a 46 estados de Estados Unidos en un lapso de 25 años, solamente de los países tercermundistas, sino también de los países que corresponde a los gastos en los que incurrió el sistema de salud denominados del primer mundo, especialmente el caso de los Esta- pública norteamericano para atender todo los problemas producto dos Unidos de América. Se trata de "producir" materiales diferentes del fumado. La última noticia en este polémico pero vital debate a los del gobierno anterior, pero usualmente las ideas quedan en el (El Diario, jueves 23 de setiembre del 2004, p. 1) es que "las grandes papel.
tabacaleras estadounidenses reconocieron este miércoles que venden un producto que provoca la muerte, al tiempo que intentaban rebatir los ar- El proyecto National Blueprint (2004), desarrollado en este último gumentos del gobierno, que las acusa de engañar al público durante años y país, demuestra que se han producido diversidad de investigaciones de apuntar a los jóvenes con su publicidad para transformarlos en adictos, en diferentes áreas del ejercicio y la salud, pero desafortunadamente por lo que el gobierno les reclama el pago de 280 mil mil ones de dólares". los hallazgos de las investigaciones raras veces son desplegados en Muy similar a lo anterior, según un artículo aparecido en el diario El acciones prácticas para producir cambios y mejorar ciertas condi- Tiempo (jueves 23 de setiembre del 2004), los abogados defensores de ciones imperantes; o sea, se produce conocimiento por producir, no las tabacaleras afi rman que un fallo desfavorable las dejaría fuera del por aplicar y corregir. Bajo la anterior perspectiva, es obvio suponer negocio; pero, en una acotación indicada en los dos rotativos ante-que los ciudadanos de un país, están expuestos a la intemperie de riores (El Diario, jueves 23 de setiembre del 2004 y El Tiempo, jueves seudoprocesos de planifi cación a nivel político, lo que simplemen- 23 de setiembre del 2004), el abogado del gobierno Frank Marine te confi na a la población a sufrir de improvisaciones políticas. Sin manifestó, de manera directa y tajante, que si el dinero lo obtuvieron planifi cación ni visión, es notable extrapolar el tipo de calidad de de forma dolosa, entonces ese dinero no es de ellos.
vida que les espera a las nuevas generaciones cuando ingresen a la etapa de la vejez.
Pero, ¿y qué relación tiene todo este tema de las tabacaleras con los de la obesidad? Un estudio elaborado por Dunn, Pirie y Oakes Finalmente, el punto 18 cita otro de los temas que generan con- (2004), en un grupo de 852 jóvenes, para determinar las asocia- troversia en el área de la salud pública y es lo que toca respecto a ciones entre la exposición a una campaña antitabaco, mostró que los impuestos extra a los restaurantes de comidas rápidas, licores y hubo relaciones consistentes entre altas exposiciones a los mensajes tabaco, entrando de esta manera, en el tema más controversial del y las actitudes de los jóvenes hacia el fumado, lo que sugiere que el presente trabajo.
bombardeo publicitario incide negativamente en los jóvenes a la hora de escoger estilos de vida saludables, es decir, están asesinando 2. Restaurantes de comidas rápidas: ¿la pasivamente a los jóvenes.
próxima generación de compañías ta- Aunque lo referido anteriormente muestra el lado oculto de las ta-bacaleras, no sólo las tabacaleras tienen responsabilidad en esta ca- En 1999, la compañía Touchstone Pictures produjo una de las pelícu- tástrofe global; también los restaurantes de comidas rápidas tienen las más premiadas en ese año (Beller, 2004); su nombre "The Insi- su gran parte en esta problemática. De hecho, tres artículos recientes der", con los actuaciones estelares de Russell Crowe en el papel de (BBCMUNDO.com, domingo 3 de marzo del 2003; El Tiempo.com, Jeffrey Wigand, un exejecutivo corporativo de la tabacalera Brown sábado 6 de marzo del 2004; Nutrar: El portal de la alimentación, and Williamson Tobacco, y Al Pacino, en el papel del ex productor sábado 25 de setiembre del 2004) muestran una falacia bastante pa-del famoso programa "60 Minutes", Lowell Bergman. En la trama, recida a la de la industria del tabaco, en el sentido que las fi rmas de se observa el infi erno vivido por el Ph.D. Wigand al dar a conocer comidas rápidas, encabezadas por McDonald´s, han estado variando información de primera mano en contra de la compañía tabacalera poco a poco sus menús para, supuestamente, promover estilos de mencionada anteriormente, por prácticas dolosas al encubrir los he- vida más saludables; evidentemente están tratando de protegerse chos que varias sustancias químicas adheridas a la fabricación de los del aluvión de demandas por el sector de salud pública, aunque, cigarrillos, son mortales.
por lo visto, tendrán que buscarse mecanismos más efi cientes para hacerlo, pues los intereses particulares parecen estar infl uyendo en En 1998 (El Diario, jueves 23 de setiembre del 2004), las compa- las altas esferas del gobierno como se notará a continuación.
ñías tabacaleras aceptaron pagar la cantidad de 206 mil millones En una serie de artículos aparecidos en BBCMUNDO.com (do- a mediano y largo plazo entre las generaciones de costarricenses mingo 3 de marzo del 2003) y Nutrar: El portal de la alimentación que están camino a envejecer. Para indagar un poco más en esta (sábado 25 de setiembre del 2004), se detalla como una primera problemática, se decidió aplicar un muy pequeño cuestionario demanda contra McDonald´s no prosperó, pues los demandantes no para poder observar estilos de vida en una muestra de la población pudieron probar que los productos de McDonald´s fueran nocivos costarricense.
en una forma que no fuera obvia. Aun más, el Secretario de Salud, Tommy Thompson (Nutrar: El portal de la alimentación, sábado 25 3. Metodología de setiembre del 2004), manifestó sentirse contento con el hecho
de que McDonald´s diera un primer paso en ingresar poco a poco a)
dentro de las dietas saludables, al introducir en su menú más ensa-ladas. Es como si el Secretario de Salud estuviera contento porque Se seleccionó una muestra inicial de 35 personas, descartándose 3 las tabacaleras introdujeran sus cigarrillos light. Y si esto suena un personas por no completar alguno de los datos, quedando fi nalmen-tanto extraño, ni que decir de las declaraciones de la portavoz del te la muestra en 32 personas (N = 32), con edades entre los 15 y los Departamento de Salud, Pam Stevens (Nutrar: El portal de la ali- 52 años de edad (x = 27.75, D.S. = ± 9.46), de los cuales 15 fueron mentación, sábado 25 de setiembre del 2004), quien indicó que el hombres y 17 mujeres.
gobierno no le va a brindar ningún respaldo a las demandas que se
presenten contra la industria de las comidas rápidas, sino que, más b)
bien, el Secretario Thompson pretende trabajar en conjunto con dichas empresas para afrontar el espantoso problema de obesidad en Para el presente estudio, se elaboró un pequeño cuestionario de-los Estados Unidos de América. nominado: Encuesta Estilos de Vida, que constó de 8 preguntas,
a saber:
De esta misma información (Nutrar: El portal de la alimentación, sábado 25 de setiembre del 2004), se desprende que el señor Secre- tario del Departamento de Salud, maneja datos reales de las con- A) 7 días B)
diciones de salud de la población norteamericana; por lo tanto, al ¿Cuánto tiempo dedica semanalmente a De 4 a 6 días
1 la práctica de actividad física?
C) 3 días D)
igual que el gobierno de los Estados Unidos ha sido fi rme en cobrarle De 1 a 2 días
a las tabacaleras los problemas de salud pública que han generado, E) Ningún día
no suena lógico el que no deseen aceptar demandas contra la indus- 2 ¿Fuma?
tria de las comidas rápidas, sabiendo la responsabilidad que tienen 3 ¿Regula usted los alimentos que ingiere?
éstas en la debacle de la salud de todos los grupos etarios. Aunque se 4 ¿Busca alimentos integrales o comidas
le creyera al Secretario de Salud, con respecto a que desea trabajar ¿Lo(a) afecta el ritmo de estudios y/o en conjunto con las empresas de comidas rápidas, resulta demasiado 5 trabajo que lleva en la Universidad para
intrigante esta respuesta, pues sería como trabajar en equipo con poder cuidar su salud? la industria del tabaco para buscar formas y métodos para aplicar ¿Ha pensado conscientemente poder sacar tiempo de su horario para practicar programas que curen los diferentes tipos de cáncer que se producen 6 actividad física, o cuando va a pasear, buscar
por el fumado; entonces ¿qué criterios o intereses subyacen para que algún lugar para comer sanamente? el gobierno permita ingerir comidas rápidas sin mayor problema, ¿Se ha visualizado en un futuro (corto, 7 mediano y largo plazo) de cómo se hallará
mientras que, por otro lado, bombardean a su población indicándo- su estado de salud? les que no fumen porque es malo para la salud? Defi nitivamente se 8 ¿Ocupa la salud un lugar preponderante
está ante un juego de intereses a muy altas esferas.
en su vida diaria? Con base en lo anterior, surge la duda de cómo se encuentra la población de Costa Rica en cuanto a estilos de vida y hábitos ali- Para aplicar las encuestas, se seleccionó inicialmente la Universidad menticios, para dar un bosquejo de lo que podría deparar un futuro de Costa Rica y entrevistar a las personas que aleatoriamente pasa- ran por el lugar; posteriormente, se aplicaron otros cuestionarios en 4. Discusión y conclusiones otros sectores de San José. Se iniciaba preguntando por la edad y se anotaba el sexo de la persona. Después se pasaba a preguntarles Mucho se ha enfocado en el envejecimiento en las generaciones todos los 8 puntos mencionados con anterioridad y se anotaron las actuales. Pareciera que lo "viejo" últimamente está obteniendo más respuestas que indicaron. En caso que la persona no puntualizara atención; tanto, que casi se le podría analizar dentro de la feno-la respuesta, o sea, que mencionara, por ejemplo, que a veces sí y a menología social como una moda. Pero, ¿qué resultaría y cómo se veces no, se le pidió que por favor hiciera un promedio de su estilo observaría el envejecimiento a futuro, o lo que es lo mismo, cómo de vida en general, obteniendo de este modo sólo una respuesta.
llegará a ser el envejecimiento para aquellos que todavía no enveje-cen en elementos relacionados con calidad de vida? Antes de desplegar las conclusiones, primero se discutirán los resul- Se procedió a aplicar una técnica estadística No Paramétrica Chi- tados. El que las personas manifestaran que entre 1 a 2 días (ítem 1) cuadrado, para analizar los 8 ítemes que componían la encuesta, y es la cantidad de días que dedican semanalmente a realizar actividad así determinar diferencias signifi cativas dentro de cada ítem, con física y que las personas entre el rango de edad estudiado, casi no una p < .05.
fuman, era algo que se esperaba. Lo interesante de los resultados es lo que se halló en los otros ítemes.
En esta encuesta, las preguntas se elaboraron de manera inversa, Para el primer ítem (¿Cuánto tiempo dedica semanalmente a la práctica con el fi n de observar la consistencia en las respuestas de las perso-
de actividad física?), se obtuvo que en la opción d, fue signifi cati-
nas, esto es, por ejemplo, se les preguntó por los ítemes 3 y 4 y pos- vamente diferente (p < .05) de las otras alternativas de respuesta; teriormente en el ítem 6 se les hace una pregunta relacionada con el mientras que en el ítem 2 (Fuma) la cantidad de personas que no tema, pero de manera invertida; de este modo, es factible evaluar la fuman es signifi cativamente diferente (p < .05) de las personas que consistencia personal entre las diferentes respuestas y, precisamente, fuman. Para los cuestionamientos 3 (Regula usted los alimentos que esto fue lo interesante de los resultados: la inconsistencia hallada.
ingiere) y 4 (Busca alimentos integrales o comidas rápidas), no hubo diferencias estadísticamente signifi cativas entre las persona que re- De acuerdo con lo analizado, las personas que anotaron que sí re- gulaban los alimentos que ingerían y las que no y entre las personas gulaban lo que consumían, el tipo de alimentos que ingerían y que que buscaban cierto tipo de alimentos (p > .05). Similar situación el estudio o el trabajo no afectaban mayormente el que cuidaran su ocurrió en el punto 5 (Lo(a) afecta el ritmo de estudios y/o trabajo que salud, no variaron de las personas que manifestaron lo opuesto; es lleva en la Universidad para poder cuidar su salud), pues se observó que decir, hubo similar cantidad de respuestas en uno y otro sentido. el ritmo de trabajo y de estudios no incidió negativamente en el Pero, es interesante observar que mientras por una parte indican cuidado de la salud (p > .05).
que practican sólo 1 o 2 días de actividad física a la semana, por otra parte manifi estan que no tienen problemas con su tiempo. Más Los ítemes 6, 7 y 8, sí mostraron diferencias signifi cativas entre las aun, manifi estan que sí han pensado conscientemente sacar tiempo dos opciones de respuesta. Mientras que en el ítem 6 (Ha pensado para practicar actividad física y alimentarse bien, pero en promedio, conscientemente poder sacar tiempo de su horario para practicar actividad siguen manifestando que por semana practican nada más 1 o 2 días. física, o cuando va a pasear, buscar algún lugar para comer sanamente), Todavía mejor, indican que en promedio sí se han visualizado en la gente sí consideró que sacaban tiempo conscientemente para cui- un futuro y que la salud ocupa un lugar preponderante en su vida diaria y siguen sin darle importancia a la actividad física, a lo que p < .05), en el ítem 7 (Se ha visualizado en un futuro conllevaría el planteamiento de 2 conclusiones: (corto, mediano y largo plazo) de cómo se hallará su estado de salud), las personas indicaron que sí se han visualizado de cómo se encon- O no indicaron la realidad de sus vidas en algunas partes del trarán en el futuro (p < .05) y en el ítem 8 (Ocupa la salud un lugar cuestionario, o bien; preponderante en su vida diaria), las personas manifestaron que, en general, la salud sí ocupa un lugar muy importante en su vida diaria • Sí son conscientes de la realidad en que viven y son cons- (p < .05).
cientes de que necesitan actividad física en sus vidas y comer sanamente, pero que por ahora se dedican a otras cosas y 1) Tienen que darse políticas más agresivas a nivel guberna- que tal vez esto lo retomarán en un futuro.
mental para motivar el ingreso de la sociedad hacia estilos de vida saludables.
Previo a discurrir en la etapa de conclusiones, se recordará la pre-gunta de investigación: ¿cómo se encuentra la población de Costa 2) No se deben subrogar las clases de educación física por otras Rica en cuanto a estilos de vida y hábitos alimenticios, para dar un materias; el gobierno debe darle alta prioridad a la actividad bosquejo de lo que podría deparar un futuro a mediano y largo plazo física y a la sana nutrición desde los años escolares.
entre las generaciones que están camino a envejecer? Finalmente, se tiene que incrementar el costo neto de las Lamentablemente, con los datos recabados, con lo observado en las comidas rápidas por medio de impuestos, para que las au- noticias internacionales y analizando la consistencia en las respues- toridades de salud pública costarricenses cuenten con más tas de las personas, no resulta esperable que no se vaya a padecer la fondos para invertir en estudios y mitiguen los futuros efec- denominada globesidad, mucho menos que se llegue a alejar de la tos de la denominada globesidad.
cornucopia que se vive ahora en los Estados Unidos de América. Por más que se indique, pareciera que la sociedad no está totalmente consciente de sus problemas.
BBCMUNDO.com, 2004: "McDonald´s: ¿el fi n de la hambur- El fi lósofo alemán Erich Fromm (1987: 37) había destacado, en una guesa?", domingo 2 de marzo, http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/bu- forma futurista, la siguiente sentencia: "Pero si la gente no se da cuen- siness/new sid_2812000/ 281 2081.stm .
ta de la dirección en que marcha, despertará cuando sea ya demasiado tarde y su destino haya sido sellado irrevocablemente".
Beller, J.L., 2004: What´s Inside the Insider?, http://popmatters.
com/fi lm/insider.html , 25 de setiembre.
Del mismo modo, en su obra La Revolución de la Esperanza, Fromm (1987: 38), continúa manifestando que "Parecería que algunas mentes Center for Diseases Control (CDC), 2004: Physical Activity and notables de la centuria pasada percibieron lo que ocurriría hoy a mañana; Good Nutrition: Essential Elements to Prevent Chronic Deseases and en cambio, nosotros, a quienes esto les está ocurriendo, permanecemos Obesity 2004, http://www.cdc.gov/nccdphp /aag_dnpa2004.pdf, ciegos a fi n de no perturbar nuestra rutina diaria".
Desgraciadamente, esta parece ser nuestra realidad; sabemos que el Dunn, C.L., Pirie, P.L. y Oakes, J.M., 2004 : "Outcomes of a Sta- tener estilos de vida saludables nos garantizará tener una mejor cali- tewide Anti-Tobacco Industry Youth Organization Movement", dad de vida. Sin embargo, no se ha tenido la capacidad de interiori- American Journal of Health Promotion (abstract), Set/Oct, 3-11.
zar todo esto para hacer realmente conciencia de cuánto es en ver-dad lo que se necesita para mantener estilos de vida saludables. Y si El Diario, 2004: "Reconocen tabacaleras de EU vender pro- se considera que, aunado a esto, las corporaciones globalistas de hoy ducto nocivo", jueves 23 de setiembre, http://www. diario.com.
en día buscan los medios para incursionar más solapadamente en mx/secciones /mundo/nota.asp?notaid =3148f4104a8c6a06f 6e8 los mercados, con el fi n de disfrazar sus ideales de consumo masivo, como se observó anteriormente, entonces se necesitará de mayor fi rmeza a nivel institucional, de más programas de educación física, El Tiempo, 2004: "Salud", sábado 6 de marzo, http://eltiempo.
para que nuestros niños aprendan a introducir la actividad física en su vida diaria y a ponerle coto a los deseos de las corporaciones de expandir sus mercados a costa de la salud de la sociedad.
El Tiempo, 2004: "Demanda histórica contra tabacaleras de Esta- Con base en los artículos discutidos y los resultados encontrados, se dos Unidos podría arruinarlas", jueves 23 de setiembre, http://el- Fromm, E., 1987: La Revolución de la Esperanza, Fondo de Cultu- agingblueprint.org/ , 24/09/04.
ra Económica, S.A., México D.F., 2° edic.
Newman, C., 2004: "La Obesidad", National Geographic (en es- La Nación, 2004: "Unidocentes las más sacrifi cadas. 58% de es- pañol), agosto, 44-59.
colares sin Educación Física", San José, jueves 2 de setiembre, Sección El País, 6a.
Organización Mundial de la Salud (OMS), 2004: Towards Mul- tisectorial Policy in Support of Physical Activity, http://www.who.
La Nación, 2004: "Locales sin menús saludables. Frituras, gaseo- sas y dulces dominan la soda escolar", San José, domingo 5 de setiembre, Sección El País, p. 8a.
World Watch Institute, 2004: Chronic Hunger and Obesity Epi-demic Eroding Global Progress, http://www.worldwatch.org/press/ National Blueprint, 2004: NATIONAL BLUEPRINT: Increasing news/2000/ 03/ 04/ , 24/09/04.
Physical Activity Among Adults Aged 50 and Older, http://www.
condena el abuso y maltrato contra las personas adultas mayores Sumario: Introducción. 1. Causas del abuso y maltrato. 2. Tipos de abuso
y/o maltrato. 3. Acciones institucionales. 4. Prevención del abuso o mal-
Emiliana Rivera
El abuso y maltrato, en sus diversas manifestaciones, es una triste realidad que arremete sin recato contra niños, niñas, jóvenes y personas adultas sin distinción de sexo, raza, condición física y posición social. Es así como hombres y mujeres en la edad adulta mayor son víctimas de violencia por parte de familiares, parientes y hasta extraños.
Durante los últimos años, las denuncias de abuso y maltrato contra personas adul-tas mayores (PAM) han aumentado considerablemente en nuestro país. Por ello, el Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (CONAPAM), responsable de la defi nición de políticas para la atención de las personas adultas mayores, asume la problemática de la violencia como uno de sus temas prioritarios, tanto en los casos en que la agresión se da por parte de los hijos, nietos, sobrinos o cuidadores en el seno del hogar, como cuando las personas adultas mayores institucionalizadas sufren del abuso y maltrato de aquellos funcionarios que, se supone, les brindarían cuidado y bienestar. De los grupos sociales defi nidos por la edad, que sufren diferentes for- Comunidad, desconocedora de la situación de esta pobla-
mas de violencia, es el sector de las personas adultas mayores el que ha ción, con ausencia de una red formal e informal integrada recibido menor atención hasta el momento por parte de los diversos para atender las necesidades de las personas mayores y en profesionales y actores sociales, cuya implicación resulta fundamental especial para dar contención a quienes sufren de maltrato. en la prevención y actuación contra el abuso y maltrato. Y ello, a Manejando mitos y estereotipos alrededor de la vejez, con pesar de que posiblemente sea en este colectivo donde la prevalencia escaso conocimiento del proceso de envejecimiento.
de las formas de abuso y maltrato es mayor. Esta situación y la expec-tativa de un mayor incremento de abuso en los próximos años, deben • Organización, con un marco nacional de lineamientos, que
alertar a los países acerca de la magnitud del problema e impulsar la apoyan una defi nición para la atención del abuso hacia es- puesta en marcha de estudios a nivel nacional, que permitan desarro- tas personas y, en general, hacia la violencia intrafamiliar; llar programas efi caces de prevención y respuesta. hay ausencia de un programa integral a nivel nacional para atender la problemática. Un porcentaje aún no claramente identifi cado de personas adultas mayores, sufren abusos o malos tratos, y éstos pasan inadvertidos • Institucional, un bajo nivel de coordinación interinstitucio-
para el personal de salud, la comunidad y a veces para sus propios nal, carencia de procedimientos, normas y protocolos estanda- familiares. Sin embargo, las situaciones de abuso que son detectadas rizados para atender el abuso en las personas adultas mayores.
e identifi cadas por alguna persona, no siempre pueden ser investiga-das y tratadas, debido a que faltan lineamientos interinstitucionales • Recursos, falta de recurso humano califi cado, escasa for-
e interdisciplinarios y recursos para brindar una pronta atención. mación en envejecimiento y abuso y/o maltrato de estas personas.
1. Causas del abuso y maltrato Legislación, existen leyes que protegen a las personas adul-
Existen diferentes factores que intentan explicar la naturaleza y tas mayores y que sancionan la violencia intrafamiliar, pero dinámica del abuso y maltrato hacia las personas adultas mayores. falta operativizar las leyes, con una normativa técnica jurí- De acuerdo con el documento Programa Nacional para la Atención dica, que alcance a proteger a todas estas personas, que sea Integral de la Persona Adulta Mayor Abusada y/o Abandonada, desde rápida oportuna y que considere las condiciones biosicoso- el enfoque del Envejecimiento Activo", elaborado por la gerontóloga ciales de las personas adultas mayores. Sandra Jiménez Rodríguez, algunas de las causas pueden ser: 2. Tipos de abuso y/o maltrato Población Adulta Mayor, con una expectativa de vida alta,
creciente en número y porcentaje, pero con carencias eco-
Las siguientes defi niciones se centran en el maltrato a las personas nómicas, de vivienda, de educación, con mayores probabili- adultas mayores por parte de los miembros de la familia o por otras dades de padecer enfermedades crónicas y perder funciona- personas conocidas de aquéllas, con quienes mantienen algún tipo lidad. Especialmente con una alta necesidad de servicios de de relación en sus hogares, ámbitos residenciales o institucionales, apoyo, que en la actualidad son insufi cientes y/o no están que les genere una expectativa de confi anza. No se abordan otros estructurados para atender las necesidades concretas de esta tipos de violencia que pueden ejercerse contra las personas adultas población. Además es un grupo con pérdida de posiciona- mayores, como la agresión de desconocidos o la resultante del delito miento social, desconocedora de sus derechos y de la legisla- callejero, las guerras de pandillas o los confl ictos bélicos.
ción existente. En ese sentido, en los documentos políticos y de investigación pu- Familias pobres, con un promedio de cuatro personas por blicados hasta el momento se adjudican al maltrato a la persona
núcleo, con viviendas en condiciones inadecuadas, o vivien-
adulta mayor las siguientes categorías: do en hacinamiento, con altos índices de violencia intra-familiar, relaciones confl ictivas, alcoholismo, drogas. Con • Maltrato físico: causar dolor o daños, coerción física, res-
un menor recurso humano de apoyo el cual, cuando debe tringir la libertad de movimientos mediante la fuerza o el asumir tareas de cuidado con la persona adulta mayor, no uso de drogas (restricción física/química); comprende el uso se encuentra preparado para hacerlo y/o se encuentra sobre- de la fuerza física, poniendo en riesgo o dañando la integri- cargado. Pérdida de valores al interior de las familias.
dad corporal de la persona adulta mayor.
Maltrato psicológico o emocional: conductas u omisiones asociadas con alguna forma de maltrato o abuso hacia los adultos
dirigidas a degradar o controlar las acciones, creencias y mayores. En primer término se destacan las consultas sobre: reubi-
decisiones de la persona adulta mayor, que le implique un cación de personas adultas mayores (lo que hace presumir algún tipo
perjuicio en la salud psicológica, la autodeterminación o el de abandono, carencia de redes de apoyo y/o traslado de responsa-
desarrollo personal.
bilidades del grupo familiar). Además se atienden consultas sobre maltrato a PAM en comunidades o aspectos legales tales como: pro- Maltrato económico/material o patrimonial: explotar a una cesos de insania, inscripción de los bienes, embargos, desalojo, etc.
persona adulta mayor o hacer uso de sus fondos o recursos
en forma ilícita (incluye el robo) o indebida (mal uso) y/o 3. Acciones institucionales
utilización del dinero o posesiones, porque la persona adulta mayor las cede mediante la manipulación.
En la formulación de la Política Nacional para la Atención de la Per-sona Adulta Mayor: Plan de Acción 2002-2006, se contempla la pro- Abuso sexual: mantener contacto sexual de cualquier tección a las personas adultas mayores que son víctimas de mal-
tipo, contra la voluntad de la persona adulta mayor, o bien, trato y abuso, mediante la divulgación de sus derechos y el curso
sin su consentimiento; por empleo de la fuerza o amenaza o de acciones que abordan el tema del abuso y el maltrato en este
porque existe un deterioro cognitivo que le impide tomar sector de la población. Para concretar sus metas, el CONAPAM
una decisión.
emprende esfuerzos conjuntos con otras instituciones para sensibili-zar a la sociedad sobre el respeto y consideración hacia las personas Abandono, descuido/negligencia: rechazo o fracaso en el adultas mayores, en procura del mejoramiento de la calidad de vida
cumplimiento de una obligación de asistencia (no adminis-
de dicha población.
tración de los cuidados o supervisión necesarios respecto a la alimentación, vestido, higiene, abrigo y cuidados médicos Durante el 2003 y con seguimiento en el 2005, mediante la forma-apropiados), que puede entrañar o no la tentativa, conscien- lización de un convenio interinstitucional, el CONAPAM y el Mi- te e intencional, de causar sufrimiento físico o emocional a nisterio de Educación Pública ejecutan el proyecto Juntos Formamos la persona adulta mayor.
un Mundo Mejor. Este proyecto busca implementar estrategias de participación intergeneracional entre estudiantes, maestros y perso- Maltrato institucional: se manifi esta principalmente como nas adultas mayores, que contribuyan a modifi car la concepción y el
abuso psicológico y por negligencia. De esta manera, algu-
trato hacia las personas adultas mayores y valorar sus experiencias, nas personas adultas mayores son abusadas por parte del per- aporte social y riqueza cultural. sonal de instancias públicas y privadas. Algunas manifesta-ciones son la agresión verbal, la indiferencia, el irrespeto y El CONAPAM también imparte charlas y talleres de capacitación la intolerancia.
sobre la Ley Integral de la Persona Adulta Mayor (Ley N° 7935), diri-gidas tanto al personal de hogares, albergues, centros diurnos y otros Denuncias atendidas entre enero y agosto del 2005
establecimientos de atención a personas adultas mayores, como a por tipo de maltrato principal
funcionarios de instituciones públicas y privadas de diversa índole.
Nº de casos
Además, con el propósito de reubicar a aquellas personas adultas mayores que se encuentran en condición de maltrato, riesgo o abandono social, el CONAPAM fi rmó un convenio para la com- pra de servicios a diversas Instituciones de Bienestar Social (IBS) que puedan brindarles atención integral. Este convenio surgió como consecuencia del número creciente de denuncias provenientes de centros de salud, clínicas y hospitales, la Defensoría de los Habi- tantes, el servicio de emergencias 911 y el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), sobre personas adultas mayores abandonadas, Fuente: Departamento de Trabajo Social, CONAPAM. maltratadas, abusadas o en riesgo social. Otros de los casos fueron Es importante aclarar que en el rubro "Otros" se agrupan todas aque- constatados como resultado del cierre de hogares clandestinos y el llas consultas, que si bien no se pueden considerar denuncias, la reporte directo en las ofi cinas del CONAPAM.
mayoría de ellas se refi eren a necesidades de orientación o apoyo Finalmente, en respuesta al preocupante aumento de hechos de El Ministerio creó un Consejo Directivo de Violencia Intrafamiliar violencia contra personas adultas mayores y la carencia de una le- del Sector Salud, para garantizar que se direccionen los cambios, se gislación en la materia, una comisión liderada por el CONAPAM cumplan los programas y se dé un efectivo aprovechamiento de re-trabajó arduamente en la redacción de un proyecto de ley que se de- cursos de los diferentes organismos, con el fi n de certifi car una efec- nomina Código de la Persona Adulta Mayor, cuya versión preliminar tiva prestación de servicios a las personas afectadas por la violencia. contempla, entre otros aspectos, los siguientes: También señala el fortalecimiento de la coordinación intra e inter-sectorial como un medio para fortalecer la atención de la violencia La declaración de principios generales de los derechos de las intrafamiliar por medio de las normas y la protocolización.
personas adultas mayores en cuanto a trabajo, educación, salud y recreación, de acuerdo con la Ley Integral para la Por su parte, la Caja Costarricense de Seguro Social formuló el Persona Adulta Mayor, Ley Nº 7935.
Programa de Atención Integral de la Violencia Intrafamiliar, que permite dirigir acciones concretas de capacitación y de desarrollo La disposición de procedimientos para la puesta en práctica institucional en el tema de violencia intrafamiliar. También se crea-de tales derechos.
ron las normas técnicas, un sistema de registro y capacitación, y la integración de la atención de personas que han sufrido violencia en La regulación de situaciones de violencia y abandono po- las unidades de atención de todo el país. El Instituto Nacional de la Mujer (INAMU) asume la responsabili- El establecimiento de sanciones administrativas (no pena- dad de la Política del Estado en materia de violencia de género, con les) por conductas inapropiadas. el respaldo de las instituciones gubernamentales, el Poder Judicial, el Poder Legislativo y la sociedad civil, a través de los grupos de Además, el código consideraría situaciones no reguladas hasta el mujeres y las organizaciones no gubernamentales que trabajan en momento como, por ejemplo, la existencia clandestina de hogares favor de los derechos de las mujeres, así como de la erradicación de de atención a la población adulta mayor, que incumplen con los la violencia intrafamiliar. requerimientos legales para su funcionamiento. Esta institución ha priorizado la inversión en servicios de atención y Otro aspecto que contemplaría el Código es la creación del Sistema prevención de la violencia y en recursos humanos y materiales requeri-Nacional de Apoyo Integral de los Derechos de la Persona Adulta dos para la prestación de los servicios del Área de Violencia de Género. Mayor, que establecería la Garantía de Apoyo Integral, desde la cual Ésta es un área estratégica desde la cual se ejerce la Coordinación Téc-se avalaría la protección integral de los derechos de la población adulta nica del Sistema Nacional de Atención y Prevención de la Violencia mayor en el diseño de las Políticas Públicas, y la ejecución de progra- Intrafamiliar, que brinda asesoría a las redes locales y a las Comisiones mas destinados a la prevención del maltrato y abuso, así como la aten- Institucionales que trabajan en el tema. Diseñan y ejecutan proyectos ción y defensa de las personas adultas mayores, por medio de las insti- de cooperación, modelos y propuestas, desarrollan metodologías y ma- tuciones gubernamentales y sociales. Luego del visto bueno por parte terial educativo y de divulgación, formulan legislación y administran de la Presidencia de la República, el documento se presentó como un un sistema de recepción y seguimiento de denuncias contra los y las proyecto de ley ante el plenario legislativo para su aprobación.
funcionarias públicas(os), además ofrecen servicios de atención desti-nados a proteger la vida de las mujeres afectadas.
Finalmente, la entrada en vigencia del Código situaría a Costa Rica a la vanguardia mundial en materia de legislación relacionada con El Comité de Estudio Integral del Anciano Agredido y Abandona-la población adulta mayor, debido a la inexistencia de normativas do (CEINAA), del Hospital Nacional de Geriatría y Gerontología similares en Latinoamérica, incluso de tratados internacionales Dr. Blanco Cervantes, fue el primer comité a nivel nacional que concernientes al tema.
atendió de manera integral la problemática del abuso, maltrato y abandono de las personas adultas mayores. En lo referente a la violencia intrafamiliar, el Ministerio de Salud decretó la obligatoriedad de denunciarla en los establecimientos de El objetivo principal de este Comité es brindar atención integral e salud; asimismo, el tema de violencia fue incluido en el Sistema interdisciplinaria (social, legal, psicológica y biológica) a las personas de Vigilancia Epidemiológica de la Salud, lo que permitirá que a adultas mayores víctimas de abuso, maltrato y abandono, con el propó-mediano plazo se cuente con mayor información acerca de la preva- sito de disminuir los factores de riesgo que la desencadenan y tratarla lencia de violencia en el ámbito nacional.
de manera que se consideren las condiciones y calidad de vida de esta población. El Comité atiende a personas adultas mayores que cuenten • Las políticas para detener el abuso, deben preocuparse por con expediente de salud en el Hospital Dr. Blanco Cervantes y aque- defender y afi anzar la capacidad de las personas de cuidar de llas referidas de clínicas y hospitales para atención especializada.
sí mismas en las edades más avanzadas.
4. Prevención del abuso o maltrato En cualquier tipo de actividad que se realice con las perso-nas adultas mayores, sea en el hogar o en las instituciones, Los efectos de la violencia contra las personas adultas mayores debe existir una especial atención (de vigilancia), para que sobre la salud se ven exarcerbados por las enfermedades que acom- ellas puedan desarrollar una vida libre de malos tratos. pañan la vejez. Es más difícil para las personas adultas mayores evadirse de una relación de maltrato o tomar las decisiones apro- Como todos los problemas de salud, el abordaje global del abuso o piadas cuando presentan defi ciencias físicas y cognoscitivas, las maltrato exige actuaciones a nivel de prevención primaria (evitar cuales generalmente sufren. que se produzca), prevención secundaria (evitar la repetición del suceso) y prevención terciaria (minimizar las consecuencias). Dadas En algunos casos, las obligaciones derivadas del parentesco y el las características del abuso o maltrato en este grupo poblacional, recurso al círculo familiar ampliado para resolver las difi cultades existe consenso en considerar el nivel asistencial óptimo para la también pueden reducir la capacidad de las personas adultas mayo- prevención, detección y tratamiento de este problema. Además, se res, en especial las mujeres, para eludir las situaciones peligrosas. A reconoce que se debe abordar a nivel social, comunitario y familiar, menudo, el agresor puede ser la única compañía con que cuenta la considerando los siguientes factores:persona maltratada. Concienciación y educación de la sociedad: Por esta y otras consideraciones, prevenir el maltrato de esta pobla- Mejorar la imagen social de las personas adultas mayores.
ción plantea a los profesionales un gran reto. En la mayoría de los - Crear conciencia de la existencia del abuso o maltrato.
casos, el mayor dilema es cómo lograr un equilibrio entre el derecho - Potenciar las relaciones intergeneracionales.
a la autodeterminación de la persona de más edad y la necesidad - Educación en Preescolar, Primaria y Secundaria.
de adoptar las medidas necesarias para poner fi n a la situación de - Promover campañas de sensibilización a la opinión pública.
Educación a personas adultas mayores y familias.
Educación y formación de profesionales.
Para la atención de esta problemática es necesario establecer ciertos principios básicos para diseñar las estrategias de actuación; éstos son • Apoyo a la familia y a quienes brinden servicios de cuida- producto de los resultados de las investigaciones y el trabajo con las dores, incluyendo la detección de situaciones de riesgo y el personas adultas mayores, entre ellos: apoyo al cuidador.
Se debe reforzar, en las personas que atienden o están cerca • Prevención del aislamiento social y físico de las personas de las personas adultas mayores, una actitud de vigilancia adultas mayores.
hacia la posibilidad de detectar una situación de maltrato o negligencia, al tiempo que deben ser conscientes de la • Investigación, concienciación, divulgación de resultados y inexistencia de criterios claros que puedan identifi car a una persona maltratada; o de intervenciones inadecuadas que son totalmente aceptables para las partes implicadas.
En fi n, el problema del abuso y/o maltrato hacia las personas adul-tas mayores no puede resolverse adecuadamente si no se satisfacen Se debe establecer un proceso de toma de decisiones compar- sus necesidades esenciales, como la alimentación, la vivienda, la tido, implicando a los diferentes profesionales en la elabora- seguridad y el acceso a la asistencia sanitaria. Los países deben crear ción de una estrategia para prevenir y atender el abuso. ámbitos en los que el envejecimiento se considere una prioridad, donde estas personas tengan el derecho de vivir con dignidad, sin Se debe establecer un proceso de capacitación y empodera- sufrir malos tratos ni explotación y se les brinde la posibilidad de miento para las personas mayores, especialmente para aque- participar plenamente en las actividades educativas, culturales, so- llas que se encuentran en situaciones de riesgo. ciales y económicas.
Equipo responsable Programa Estudios de Opinión
Ana Lucía Bustos Vásquez Raymi Padilla Vargas Vilma Pernudi Chavarría Irma Sandoval Carvajal Norman Solórzano Alfaro Diseño, diagramación e impresión en el Programa de Publicaciones e Impresiones de la UNA Esta obra se terminó de imprimir en octubre del 2005

Source: http://www.conapam.go.cr/mantenimiento/revista%20aportes.pdf

oti-oncologytraining.com

Part 1: HealtH-cHallenged Skin By Mórag Currin The professional skin care industry is often in a better position Diabetes mellitus, commonly known simply as diabetes, is a chronic health condition where the body medical industry to deliver preventive health is unable to produce enough insulin and properly break care recommendations, providing services in an

magnetoterapia-weterynaria.pl

Cell Physiol Biochem 2015;37:651-665 DOI: 10.1159/000430384 © 2015 S. Karger AG, Basel Published online: September 08, 2015 Spaas et al.: Chondr ogenic Priming Enhances MSC Adhesion ed: August 04, 2015 This is an Open Access article licensed under the terms of the Creative Commons Attribution- NonCommercial 3.0 Unported license (CC BY-NC) (www.karger.com/OA-license), applicable to