Most often, when a man first has problems with lowered potency or with sexual dysfunction levitra australia shipping to pharmacies, paying purveyors, training personnel, or having a huge advertising budget.

Análisis sobre el mercado energético mundial


Informe Sobre El Mercado
Energético Global
Al 3 de diciembre de 2010 Por Hernán F. Pacheco




Índice:

Análisis I: El reload de la política energética estadounidense y el tema del cambio climático  El perjuicio de la quita de los subsidios en la energía solar Los republicanos afines a la energía nuclear La indefectible caída del cap-and-trade Análisis II: El dilema entre el gas natural y el carbón  Los bajos precios del gas natural y las leyes ambientales en la generación eléctrica estadounidense El gas natural, ¿es tan limpio como parece? Análisis III: El Sputnik Moment de las energías limpias  Indecisiones en la inversión de energías limpias, impulso económico y falta de subsidios gubernamentales China, del Peak Oil al Peak Coal Enfoque: Algunas explicaciones sobre la inflación de los alimentos y de la energía en China (y por extensión en el resto del mundo)  Sobre las especulaciones sobre una nueva crisis en los precios de los alimentos





Análisis I: El reload
de la política energética
estadounidense y el tema del cambio climático

*Entre el consenso de los analistas para aconsejar a los clientes: si su negocio
depende para su existencia de las subvenciones federales, entonces mejor diseñar

un nuevo modelo de negocio. Los republicanos fiscalmente conservadores
comenzarán en el nuevo Congreso un proceso de corte de subvenciones específicas

de la industria. El sector de energías verdes, tan apreciado por el presidente Obama
será probablemente el primer sector en sentir el apretón.

Un cambio dramático en el paisaje político que indudablemente jugará un papel principal en la política energética de Estados Unidos y un precedente para el resto del mundo, que suele seguir erráticamente los vientos de Washington, sin considerar las pujas corporativas implícitas en esas políticas. El término en inglés más repetido para describir la barrida republicana, la más importante en unas elecciones de medio mandato desde 1938, es gridlock, que podemos traducir como embotellamiento o punto muerto. Con los resultados de las elecciones, los hechos fundamentales no cambian: Estados Unidos es


peligrosamente dependiente del petróleo, China y otros países hacen enormes progresos en tecnologías de energías limpias, los norteamericanos siguen enviando carbono a la atmósfera. Aunque, después de años de crecimiento y un status querido entre muchos en Washington, el futuro de la industria de energía renovable americana es incierto. Es porque el dinero que el gobierno ha venido confiándoles puede desaparecer el 31 de diciembre. El congreso podría votar para ampliar las subvenciones, pero esto sería sumamente improbable. Si se les permite expirar, los incentivos para la energía renovable volverán a los viejos créditos fiscales. Dejar que las ayudas expiren llevará a un "significativo declive de las industrias renovables cuyo resultado sería la pérdida de empleos y la transferencia del liderazgo en energías limpias", explicaron asociaciones del sector a técnicos del Congreso. Todos los sector de energía tarde o temprano verán sus subvenciones fiscales borradas durante los próximos
dos a cinco años, sostiene Michael McKenna, republicano, que asesora y realiza relaciones
públicas para empresas de energía para la firma MWR Strategies1. A principios del
próximo año, el Congreso tendrá que dirigir un programa de etanol a base de maíz así
como el final de los subsidios a las refinerías. Con casi 15 millones de americanos sin trabajo y una tasa de paro en torno al 9% durante 18 meses consecutivos, los responsables de formular políticas están desesperados por alimentar la creación de trabajo en una apuesta sobre la energía verde. La administración Obama canalizó más de 90 mil millones de dólares del estímulo económico en tecnologías de energías limpias, confiando que la inversión se convertiría en una de las grandes cosas de la economía2. La infusión de dinero se destinó a proyectos como control del clima en los edificios públicos, construcción de plantas para baterías avanzadas en el Midwest industrial, financiación de las usinas de electricidad solar en el desierto de
Mojave y entrenamiento de los trabajadores en energías verdes.
La enorme inversión federal ha puesto sobre la mesa la obstinada realidad de que el mercado de productos de energía renovable -y sus trabajadores- está en su primera infancia. La administración dice que su inversión en el estímulo ha salvado o creado 225.000 empleos en la industria de energía verde, un número muy bajo si se tiene en cuenta que la economía perdió 7.5 millones de empleos desde que se produjo la recesión en diciembre de 2007. El crecimiento de la industria ha sido rebajado por el simple hecho económico que los combustibles fósiles continúan siendo más baratos que las energías renovables. Tantos los funcionarios de la actual administración como los ejecutivos de energías verdes dicen que el negocio no necesita solamente incentivos del gobierno, sino también reglas y regulaciones que de alguna forma haga que personas y negocios se vuelquen a las energías renovables. En 29 estados se han promulgado leyes que ponen benchmarks para la cantidad de utilities de energía deben generar de fuentes renovables como la eólica o la solar, las normas varían enormemente. Pero con los cortes de gastos, el mantra caerá sobre Capitol Hill, el lento crecimiento del sector renovable puede ser la nueva realidad. Ya en la campaña, varios candidatos republicanos que han criticado duramente el paquete de estímulo del presidente Obama en anuncios publicitarios califican la financiación de proyectos eólicos como un "failed stimulus" (estímulo fallido) que ha hecho perder empleos en beneficio de China.3 Los 4.500 millones de dólares dedicados a la energía eólica no han levantado tanto ruido como otros objetivos prioritarios de las críticas como la presidente de la Cámara de
Representantes, Nancy Pelosi, y el déficit, pero los ataques son problemáticos para una
industria ya golpeada por el desplome de la demanda eléctrica y la caída de los pedidos. "Se
1 Barron´s, "Obama's Green-Collar World Meets Reality", (19/11) 2 The Washington Post, "Retrained for green jobs, but still waiting on work", (22/11) 3 The Wal Street Journal, "Campaigns Rap Wind Power as 'Failed Stimulus'", (2/11)


están utilizando las turbinas eólicas de una forma inadecuada, como arma política a corto plazo", dijo Rob Gramlich, vicepresidente de políticas públicas de la American Wind Energy
Association (AWEA).
"Evidentemente, podría dañar a la industria si permitimos que este mito se
perpetúe". Un anuncio publicitario de Austin Scott, que se presentaba para el Congreso en
Georgia frente al demócrata Jim Marschall, dice que Marschall votó a favor del "plan de
estímulo de Obama que ha hecho poco por crear empleos en Estados Unidos y ha enviado casi 2.000

millones de dólares al extranjero par construir turbinas eólicas". En una campaña por un puesto en
la Cámara en Nuevo México, el candidato republicano, Jon Barela, argumenta en un
anuncio que el titular demócrata, Martin Heinrich, votó a favor de un plan de estímulo
"que ha hecho poco para crear nuevos empleos". Sigue diciendo que "se pagó a trabajadores chinos para
construir turbinas eólicas. Llame a Martin Heinrich Dígale que quiere que le devuelvan su dinero". La Administración Obama usó varios mecanismos en la Ley de Recuperación y
Reinversión –que liberó 787.000 millones de dólares en fondos- para apoyar a la industria
eólica, que instaló 10.000 megawatts en 2009. El paquete de estímulo permitió a los
promotores convertir los créditos fiscales en subsidios en efectivo para proyectos puestos en marcha o empezados a construir hasta finales de 2010. Los créditos fiscales expiran en Al menos una docena de anuncios retratan el gasto del paquete de estímulo en la energía eólica o en renovables como un ejemplo de despilfarro. Ninguno pide explícitamente que se cancelen los incentivos una vez que expiren este año, pero la asociación eólica teme que las críticas hagan más difícil su renovación. El comité de campaña del Partido Republicano argumenta que identificó 11 parques eólicos en Estados Unidos que usaron los subsidios del paquete de estímulo para comprar turbinas, y que 695 de las 982 totales provinieron de proveedores extranjeros. Los republicanos piden más firmeza para exigir "productos estadounidenses" en los fondos que se liberen del paquete de estímulo. La AWEA negó la veracidad de la información, y dijo que sólo tres de las 33.000 turbinas que ya en Estados Unidos se fabricaron en China y que la inmensa mayoría de los fabricantes extranjeros producen las máquinas en fábricas situadas en Estados Unidos. La
consejera delegada de la asociación, Denise Bode, escribió a los líderes de los comités de
campaña de los dos grandes partidos para pedirles un alto el fuego, argumentando que los anuncios podrían minar los esfuerzos del Congreso para ampliar los incentivos a las energías renovables. Menos granjas eólicas están siendo construidas este año comparado con el anterior. La cantidad de nueva electricidad del viento puede generar un declive del 72% en el tercer trimestre comparado con el mismo periodo del año anterior, según la
American Wind Energy Association.
En los últimos días, Obama anunció un plan para acelerar el desarrollo de energía eólica buscando sitios en las costas del Atlántico para construir granjas eólicas sin esperar que los desarrolladores propongan lugares que podrían hacer daño al medio ambiente o situarse en medio de rutas de navegación4.En una iniciativa llamada Smart From the Start, el Department of the Interior identificará sitios en la Plataforma Continental externa del Atlántico. Actualmente tarda hasta nueve años un proyecto offshore para ser aprobado su 4 The Washington Post, "Interior to pick Atlantic sites that have 'high wind potential'", (24/11)



El perjuicio de la quita de los subsidios en la energía solar
La industria solar visitó el Congreso a mediados de noviembre para ampliar el polémico programa de subsidios en la sesión de lame-duck (de funcionarios salientes) sosteniendo que la industria produce 20.000 trabajos en un año y medio y ha ayudado a impulsar la economía de energías limpias en Estados Unidos. El programa de subsidios de energía renovable "Section 1603" del Tesoro estadounidense, parte del estimulo económico anti-recesión de 787 mil millones de dólares puesto en marcha en 2009, finalizará cuando termine el presente desarrolladores de energías verdes ganando subvenciones casi inmediatas del 30% de los costos del proyecto, obteniendo rápidamente fondos, en lugar de los tax credits a muchos años. Desde finales de octubre, el dinero apoyó cerca 1.100 sistemas de energía solar en 42 estados, incluyendo 97 instalaciones solares térmicas, según las cifras de la Solar Energy
Industries Association (SEIA)
.
Edward Frenster, co-fundador y CEO de SunRun, una firma de financiación de
solar residencial, sostiene que la expansión de SunRun generaría probablemente 6.000 nuevos empleos y añadiría 36.000 instalaciones solares para las casas. El impulso viene un mes después que el programa 1603 fuera objetivo de críticas que sostenían que los partidarios de esa forma de energía exageraron falsamente sus éxitos, incluyendo los beneficios de empleos. Las críticas fueron resultado de un análisis de medio de comunicación realizados por Greenwire y el Investigative Reporting Workshop (IRW)
en la American University que encontró que los desarrol adores de energías verdes
comieron por completo cientos de millones de dólares por facilities que habían completado ante que el programa comenzara. El análisis de IRW, co-publicado con MSNBC, dijo que 11 granjas eólicas que recibieron un total de 600 millones de dólares por instalaciones que habían construido durante la administración Bush. Otros 19 fueron completados bajo la presidencia Obama pero antes que los dólares del estímulo fueran repartidos. Aproximadamente 85% de casi 5.5 mil millones de dólares que han sido dispersados fueron al sector eólico, según las estimaciones.
Los republicanos afines a la energía nuclear

Los partidarios francos de la energía nuclear son sobre todo republicanos, y los republicanos están a punto de tomar el mando de la Cámara de Representantes y ganar seis asientos en el Senado. ¿Estas son buenas noticias para la energía nuclear? Tal vez. Pero la perspectiva para una nueva onda de reactores es confusa. Muchos de los prominentes republicanos dicen que Estados Unidos debería emprender una campaña de construcción,
el Senador por Arizona, John McCain, candidato presidencial en 2008, pidió más de 45
reactores para 2030, y el Senador Lamar Alexander de Tennessee, quiere más de 100
reactores para entonces5.
Pero el partido tiene aversión a algo que la industria nuclear necesita: reglas para el calentamiento global. El progreso republicano en las elecciones de midterm probablemente condenará el destino del sistema de cap-and-trade de emisiones de dióxido de carbono por lo menos por ahora. A menudo, la industria de energía invierte dinero en un activo con una vida de 50 o 60 años, y las utilities veían en el sistema de cap-and-trade la posibilidad de reducir el riesgo de tales inversiones. Un precio de, digamos, 20 dólares por tonelada de emisiones de carbono daría a las centrales eléctricas encendidas con carbón aproximadamente 2 centavos por kilowatt/hora. Bajo ese sistema, la energía nuclear no afrontaría ningún gasto. Una House republicana puede impulsar en el Congreso dos pasos que ayudarían a la industria nuclear: reanimar el proyecto de Yucca Mountain, que podría prometer una solución a largo plazo para los desechos
nucleares, y proporcionando más dinero para loan guarantees y quizás un alivio en términos
de la demanda del gobierno federal para estas garantías. The problem is, of course, money. El presidente Obama ya estaba entusiasmado cono más loan guarantees. En el presupuesto presidencial para 2011 -que todavía no pasó por el Congreso- pide 36 mil millones de dólares en loan guarantees gubernamentales para construir nuevas plantas nucleares. Esto 5 The New York Times, "G.O.P. Gains on Capitol Hill May Not Advance Nuclear Power", (16/11) se suma a los 18.5 mil millones de dólares ya aprobados para los loan guarantees como parte del presupuesto 20086. Obama -que ganó en Nevada en 2008- hizo una campaña sobre la promesa de cerrar el sitio de Yucca. Su administración cerró la financiación al proyecto y estableció una comisión "blue ribbon" para encontrar sitios alternativos7. Mientras tanto, Obama designó una comisión para considerar los usos alternativos para el combustible nuclear gastado, incluyendo la opción del reciclaje, y espera un informe preliminar para mayo próximo. Pero no busca nuevos lugares. En un blueprint hecho publico a mediados de noviembre, los ejecutivos de Exelon, el
mayor propietario de centrales nucleares
en Estados Unidos, sostienen que su región de 13 estados podría alcanzar invernadero igualando lo que la legislación federal podría haber alcanzado en la próxima década siguiendo adelante con las actividades ya animadas por reguladores estatales y federales. Exelon planifica gastar más de 5 mil millones de dólares hasta 2017 en formas para cortar las emisiones de gases de efecto invernadero. Esto incluye cerca de 290 millones de dólares por año en programas de eficiencia energética en utilities que posee en Illinois y Pensilvania y 3.8 mil millones de dólares
para aumentar la capacidad de sus reactores nucleares existentes hasta 1.500 megawatts8.
Bob Shapard, presidente de Oncor, una compañía de distribución de energía en
Dallas, dijo en una entrevista que los smart meters, los autos eléctricos y los proyectos de
grandes sistemas de transmisión -como aquellos capaces de transportar la energía eólica de las ciudades a locaciones remotas- podrían recortar las emisiones de gases invernadero de forma considerable.
6 CNN Money, "No money, no nukes", (11/11)
7 Politico, "Harry Reid loss could reopen nuke debate", (1/11)
8 The Wal Street Journal, "Energy Industry Strikes Out on Its Own", (23/11)
La indefectible caída del cap-and-trade

Un día después de las elecciones, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Robert
Gibbs dijo que un standard de electricidad renovable a nivel nacional podría ser un área de
cooperación de energía "bipartisan", después que el Presidente Obama había dicho que el cap-and-trade no era el único camino sensible para reducir las emisiones de dióxido de carbono. Resulta una ironía que las estandares renovables o de electricidad limpia son una forma muy cara de reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) -mucho más caro que el cap-and-trade. Estas normas sólo afectarían a la electricidad, omitiendo así aproximadamente el 60% de las emisiones de CO2 estadounidenses9. Y aún, las normas proporcionarían incentivos limitados para sustituir el carbón. Los standards de electricidad renovable/limpia no proporcionarían absolutamente ningún incentivo para reducir las emisiones de CO2 del calentamiento de edificios, controlar los procesos industriales, o el transporte de personas y bienes. Y a diferencia del cap-and-trade, que también afectaría el consumo de petróleo, las normas de electricidad no haría ninguna contribución a la seguridad de energía. Sólo una fracción muy diminuta del consumo de petróleo es usada para generar electricidad. El aumento de la generación de electricidad renovable no es más que un medio para un fin para una parte de la economía. El cap-and-trade contempla a los ojos de todo un premio: Un movimiento de toda la economía hacia la generación y uso de energía climate- friendly. Los que creen que las normas de electricidad renovable crearían un enorme 9 The Huffington Post, (24/11) número de empleos verdes olvidan la lección de Detroit: un mercado interno grande no
garantiza una industria doméstica sana. A finales de 2008, por ejemplo, Estados Unidos condujeron al mundo en la capacidad de generación eólica instalada, pero la mitad de las nuevas instalaciones ese año
fue considerada para importación. Y un reciente estudio del Lawrence Berkeley
Laboratory sobre los impactos del paquete de estímulo económico para las inversiones en
electricidad renovable estimó que aproximadamente 40% de los empleos creados por las
nuevas inversiones de energía eólica era fuera de Estados Unidos, donde muchas turbinas eólicas son fabricadas. A menudo se argumenta que si el cap-and-trade está muerto, la promulgación de normas de electricidad renovable o limpia es mejor que no hacer nada sobre el cambio climático. Mientras ese argumento tiene algún mérito, ya que los riesgos de no hacer nada sustancial son evidentes, el verdadero peligro es que la promulgación de estas normas creará la ilusión de que se ha hecho algo serio para encarar el cambio climático. Peor aún, esto podría crea una serie de negocios favorecidos que se opondrán a la futura adopción de una política más eficiente, serie, universal, como el cap-and-trade. Si un estándar de electricidad renovable estadounidense es sin embargo inevitable, este no debería imponer costos excesivos a los negocios o consumidores. Siempre es mejor un estándar nacional, los programas de los estados simplemente imponen gastos extras a sus ciudadanos sin afectar el uso nacional de las energías renovables en absoluto. El cap-and-trade de carbono ha sido matado en el Senado, por lo visto debido a sus costos. Los estándares de electricidad renovable o clean energy lograría bastante menos e impondrían costos muchos más altos por tonelada de emisiones reducidas que el cap-and-trade. Esto no suena a un paso adelante. Sería notorio creer que se puede hacer cualquier progreso significativo en energías limpias durante los próximos dos años y mientras la tecnología de smart grid presenta una oportunidad para que demócratas y republicanos trabajen en conjunto, la eficiencia energética parece ser la opción más prometedora. La eficiencia energética habla directamente del estado actual de la economía y de las necesidades inmediatas de la gente por ahorrar dinero ante los crecientes aumentos de costos de la energía. Mientras esta estrategia no alcanza para poner un precio al carbono, realmente logra un objetivo secundario para los defensores del cambio climático, aumenta la conciencia de la degradación ambiental y promueve la sostenbilidad. "Haciendo de la eficiencia energética un foco de la futura legislación de energía, podemos comenzar a avanzar con el apoyo de los republicanos. Tanto miembros republicanos como demócratas en el Congreso podrán encuadrar una legislación en forma de tax incentives para la eficiencia energética", dijo Rhon Hayes, co-fundador de Green DMV10.
Análisis II: El dilema entre el gas natural y el
carbón

10 The Huffington Post, (17/11)
Una de las razones por las que el negocio de energía es tan fascinante es que las personas pueden ver los mismos hechos y llegar a conclusiones dramáticamente diferentes. Dos ejemplos aparecieron en las últimas semanas: el tema de portada en la nueva edición de The
Atlantic11
y un informe del DB Climate
Change Advisors, ambos enfocados en el
carbón.

En The Atlantic, James Fallows
argumenta que el carbón limpio ofrece la mejor esperanza para tratar la amenaza del cambio climático: Para los ambientalistas, el "clean coal" es un oxímoron insultante. Pero por ahora, la única forma de encontrar las necesidades de energía, y detener el cambio climático antes que se produzca un cataclismo irreversible, es usar el carbón, -sucio, tóxico y fuliginoso-, el camino más sostenible. Las buenas noticias es que las nuevas tecnologías son posibles. En la nota pone de relieve detalladamente los esfuerzos de China por "descarbonizar" el carbón invirtiendo en la captura y secuestro de carbono (CCS). Duke Energy tiene un
joint-venture con una firma de energía china, Huaneng, para investigar clean coal.
Esencialmente, Fallows argumenta que necesitamos un acercamiento "all-of-the above" para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, uno que abarque la energía renovable, la energía nuclear, la eficiencia y especialmente el carbón, que es abundante en Estados
Unidos
y China. Fallows cita al jefe de tecnología de Duke, David Mohler:
"Emocionalmente, nos gustaría pensar que la eólica, la solar y la conservación solucionará el problema para nosotros", dijo Mohler. "Nada cambiará, nuestra comodidad y la conveniencia será la misma, y podemos evitar el carbón. Lamentablemente, las matemáticas no trabajan así". Fallows continúa diciendo: Precisamente porque el carbón ya juega un rol principal en el suministro de energía global, los conocimientos básicos de matemática inevitablemente serán así por mucho tiempo. Pero ¿podemos pronosticar el futuro de la energía usando "matemáticas básicas"? Quizás. Como apunta Fallows, el proceso tecnológico en la arena de energía ha sido terriblemente más lento, no sólo en los años recientes, sino durante décadas. El negocio de energía no es como el de las telecomunicaciones o las tecnologías de la información; es lento cambiar y enormemente costoso en capital, como los venture
capitalists
de Silicon Valley aprenden, de su consternación.
"La producción de energía es esencialmente lo que era en los tiempos de James Watt", escribe Fallows, citando a la energía nuclear como la excepción más importante. Pero la energía nuclear como una solución climática potencial es matizada ligeramente por Fal ows. ¿Podría un aumento importante de la energía nuclear ser preferible a la inversión en carbón limpio, una tecnología es todavía improbado en la escala? sospecho que muchos ejecutivos 11 The Atlantic, "Dirty Coal, Clean Future", (Edición Diciembre 2010) de utilities en Estados Unidos de elegir una de las dos opciones, escogerían la nuclear. China hace una importante apuesta por la energía nuclear, así como sobre el carbón, y desde luego sobre la solar también. Y, en relación al CCS, Fallows no toma mucho en consideración los problemas técnicos, políticos y legales asociados con el almacenaje de enormes cantidades de CO2 - siempre- en la tierra. Lean el artículo, y constituyan su propio pensamiento. Es provocativo y, como siempre ocurre con personas como Fallows, es argumentado maravillosamente. En el pasado fue autor de discursos de la Casa Blanca. Entonces lea Natural Gas and Renewables: A Secure Low Carbon Future Energy Plan for the United States. Este análisis detallado del mercado de energía estadounidense durante los próximos 15 años alcanza una conclusión sorprendente: que el uso del gas natural puede cortar la participación del carbón en el mercado de electricidad estadounidense de menos del 50% a menos del 25% para 2030. Analistas del Deutsche Bank AG sostienen que un cambio en la generación de
energía eléctrica del carbón al gas natural puede ayudar a Obama a encontrar sus objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero12. Un aumento de la participación del gas natural en la generación de energía al 35% hasta 2030, del 23% del año pasado, es posible debido a un aumento de suministro incorporado del shale. El gas natural crea aproximadamente la mitad de dióxido de carbono que el carbón y, combinado con la eólica, solar y nuclear, podría cortar la parte del carbón en la generación de energía estadounidense al 22% para 2030, aproximadamente del 47% de la actualidad. Esa estrategia ajustaría las emisiones de las centrales eléctricas en 44% en relación a los niveles de 2005. "Un significativo cambio en el sector de electricidad del carbón al gas natural sería lo más seguro, la seguridad, el menor costo para bajar las emisiones", sostiene los analistas. En el esquema de Deutsche, la eólica y la solar debe elevarse al 14% del mix energético estadounidense para 2030 (actualmente ronda el 2%). 12 Bloomberg, "Natural Gas Shift Is Key to Obama's Green-Economy Goal, Deutsche Bank Says", (17/11) La clave del aumento de la participación del gas en el mercado de energía en una banda de precios de 4 a 6 dólares por millón de BTU, un rango que se hizo posible por las avances de las tecnologías de perforación13. Las plantas de gas natural -más rápidas y baratas de construir- superan a las plantas de carbón recién construidas o modernizadas en precios que rondan los 8 dólares por millón de BTU, según el banco de inversión. En 4 dólares por millón de BTU, el gas desplaza al carbón en todos los escenarios establecidos por el Deutsche Bank. Un efecto secundario del cambio de carbón a gas sería un retorno a los contratos de largo plazo para el gas entre productores y compañías de electricidad, que proporcionarían una estabilidad adicional de precios a un commodity notoriamente volátil. El Deutsche Bank dijo que este planteo haría más eficientes y más seguros con la fractura hidráulica, pero notaron que mientras aumenta la regulación estatal o federal, los costos también subirían promoviendo mejores prácticas de la industria. Deutsche Bank no puede prever el escenario donde la regulación del fracking cambiaría la economía del low-cost del gas shale. "El carbón pierde incrementalmente su ventaja con el gas", dijo Michael Zenker, analista de
gas para Barclays Capital, "y mientras los precios del gas continúen bajos, esto va a seguir
indefinidamente".
Y el Credit Suisse pronostica que el reemplazo de centrales a carbón por
las de gas durante los próximos siete años podría bajar la demanda anual del steam coal, que es quemado para producir electricidad, del 31 al 15% y un aumento de la demanda por gas de 8 a 16%. "Esto tiene el potencial de reformar considerable y permanentemente el consumo de energía en
Estados Unidos",
dijo Dan Eggers, analista de energía del Credit Suisse. Aunque el carbón
también está siendo sustituido por la nuclear y fuentes de energía renovable en algunos sitios, los especialistas de energía dicen que el gas será el principal benefactor debido a la disponibilidad y el costo. En relación a esto, el ejecutivo de la industria energética en Texas, T. Boone
Pickens, tiene mucho en juego y por eso espera que los legisladores aprueben una medida,
apoyada por ambos partidos, para crear subsidios e incentivos fiscales para que los
camiones que tienen que recorrer largas distancias usen gas natural y se creen facilidades de abastecimiento de gas natural en todo el país14. 13 Platts, "Shale gas key to reaching US GHG emissions goals: Deutsche Bank", (18/11) 14 The Dal as Morning News, (4/11)
Los bajos precios del gas natural y las leyes ambientales
en la generación eléctrica estadounidense

Las buenas noticias redundan también en que las utilities estadounidenses con antiguas centrales a carbón contemplan los costos para instalar equipos anti-polución y los futuros costos de las regulaciones de carbono (los detalles son inciertos hasta ahora, pero en algún momento va a ocurrir), y decidieron que tiene sentido destinar más dinero en el recurso sucio de energía. Las malas noticias es que ellos no los substituyen por la eólica, solar, geotérmica, o hidroeléctrica. El reemplazo es el gas natural, en buena parte porque su precio de mercado cayó considerablemente. The New York Times da el ejemplo de Progress Energy Carolinas:
Varias de sus centrales eléctricas encendidas a carbón están envejecidas y necesitan scrubbers
para reducir emisiones o satisfacer las leyes de polución de North Carolina. Los ejecutivos
calcularon que las regulaciones aún más duras vienen de Washington, y revisar 11
generadores en cuatro centrales habría costado 2 mil millones de dólares, 1.5 millones de esa suma pasada a los clientes eléctricos15. La caída libre de los precios del gas natural, sin embargo, ofrecieron a Progress Energy una alternativa que ahorraría dinero y, al mismo tiempo, ayudaría a alcanzar los objetivos de contaminación: desechar las plantas de carbón y sustituirlas con dos plantas de gas durante los próximos cuatro años, con un costo de 1.5 mil millones de dólares. "Este es un punto decisivo", dijo Bill Johnson, presidente de Progress Energy. "Hemos sido generadores
a carbón por décadas, y hasta hace unos años, pensábamos que permaneceríamos en gran parte basados en

15 The New York Times, "Breaking Away From Coal", (29/11) el carbón y nuclear hasta que se comenzó a hablar de regulación de carbono. Decidimos que teníamos que hacer algo sobre esto". Muchas utilities llegaron a una conclusión similar. Durante el año y medio pasado, al menos 10 compañías energéticas han anunciado proyectos para cerrar más de tres decenas de sus viejas centrales de carbón para 2019.Unos cuantos están siendo substituidos por nuevas centrales, más eficientes, pero muchos más están siendo substituidos por centrales a gas natural. Las centrales de carbón, más viejas, requieren mejoras que resultan caras, incluyendo scrubbers y otros controles, para llegar a cumplir las reglas de reducción de mercurio, óxido de nitrógeno y las emisiones de dióxido de azufre. Algunos especialistas de energía estiman que el cumplimiento de las nuevas regulaciones federales sólo podría requerir 70 mil millones de dólares en inversiones durante la próxima década para sustituir o modernizar la flota de energía procedente del carbón. Las leyes de polución generalmente hacen más atractivo al gas que al carbón. Incluso estados como Colorado y Michigan
promulgaron leyes de contaminación más estrictas, el verano pasado la Environmental
Protection Agency (EPA) impuso nuevos límites al dióxido de azufra y a las emisiones de
óxido de nitrógeno en 31 estados Orientales y Washington para 2014.
Bajo una orden judicial, EPA estableció un standard nacional para las emisiones de mercurio de los próximos años que serán introducidas progresivamente en tres años más o menos. EPA también exige mejoras en la eficacia de las plantas de carbón existentes para bajar las emisiones de carbono. "El desafío más grande que afrontamos en nuestra industria es este tsunami de exigencias reguladoras", dijo Frank Prager, vicepresidente de política
medioambiental en Xcel Energy, utility basada en Minneapolis que se ha propuesto
cerrar de cuatro a cinco generadores encendidos a carbón en Colorado y los sustituirá por dos plantas de gas natural para cumplir con una nueva ley de contaminación atmosférica El 70% de la flota de centrales a carbón estadounidense tiene más de 30 años y un tercio tiene más de 40 años. Según las estimaciones del Credit Suisse más del 30% de la flota de generación con carbón americano no tiene controles de emisiones, mientras a otras les falta un scrubber para remover el dióxido de azufre u otros controles para los óxidos de nitrógeno. Estas plantas, que son en gran parte ineficientes, necesitarán revisiones y reparaciones caras conforme a las nuevas reglas. Sonny Garg, presidente de Exelon
Power
, dijo que espera que "las centrales sin controles de emisiones serían probablemente cerradas por
su propietarios (.) esto será una transformación significativa". Exelon Power ya anunció el cierre de
tres generadores a carbón de la era Eisenhower en Pennsylvania para mayo de 2012
porque los bajos precios del gas natural han hecho que las tarifas de electricidad sean tan bajas haciendo poco económicas a esas centrales. Desde luego, no todos piensan que el gas tiene más sentido económico. Por ejemplo, una coalición de inversores construye una planta de generación de carbón de 4 mil millones de dólares en Illinois, apostando a que los precios del carbón permanezcan lo
suficiente bajos. En verdad, modernizar una central a carbón puede ser más barato que la
construcción de un nuevo ciclo combinado a gas natural. Los ejecutivos de utilities han sido cautelosos por mucho tiempo sobre la utilización del gas porque su precio históricamente ha estado alto mientras que los precios del carbón eran bajos y estables. Pero esto parece modificarse.
El gas natural, ¿es tan limpio como parece?
Pero los expertos advierten que el gas natural no podría ser tan limpio como parece. De hecho, usando gas natural que diesel en vehículos en realidad podría aumentar el cambio climático, dijo Robert Howarth, profesor de ecología y biología ambiental en la
Universidad de Cornell. Howarth basa su conclusión en un análisis preliminar que incluye
no sólo la cantidad de dióxido de carbono que sale del caño de escape cuando se quema diesel y gas natural, pero también el impacto de las pérdidas de gas natural. El metano, el componente principal del gas natural, es mucho más eficaz en atrapar el calor que el dióxido de carbono, entonces aún en pequeñas cantidades contribuyen considerablemente al calentamiento global.Cuando se ponen estos factores sobre la mesa, el gas natural podría ser considerablemente peor que el diesel. La utilización del gas natural emitiría el equivalente de 33 gramos de dióxido de carbono por megajoule. La utilización de combustibles derivados del petróleo emitiría el equivalente de solamente 20 gramos de dióxido de carbono por megajoule. Howarth va más lejos, sugiriendo que el gas natural aún puede rivalizar con las emisiones de gases de efecto invernadero en la minería y quema de carbón -el más sucio de los combustibles fósiles. "No es considerablemente mejor que el carbón en términos de las consecuencias del calentamiento global" y pide una moratoria a la extracción del gas natural del shale, que requiere más energía (y emite más gases de efecto invernadero) que la extracción de las fuentes convencionales de gas natural.

Análisis III: El Sputnik Moment de las energías
limpias


Un día después que el Secretario de Energía estadounidense Steven Chu16
advirtiera en un discurso que China invertirá miles de mil ones en energía renovable mientras los políticos norteamericanos discuten sobre los costos del estímulo al small- 16 potatoes en tecnologías verdes17, un informe de Ernst & Young confirma el ascenso
asiático. "Un nuevo mundo surge en el sector de energías limpias con China como nuevo claro líder en el mercado global de energías renovables", sostiene el informe. E&Y publica un índice trimestral sobre el "atractivo del país" para los inversores haciendo un ranking de política de energía renovables, sus mercados y otros factores. China tomó el primer lugar -otra vez- delante de Estados Unidos, tras ocupar el primer lugar entre 2006 y 2010. "El record de gasto por parte de China para su industria eólica en este trimestre representa casi la mitad de todos los fondos invertidos en nuevos proyectos eólicos alrededor del mundo", sostiene el informe. Las cifras hechas públicas en el segundo trimestre de 2010 mostraron que China invirtió 10 mil millones de dólares en eólica de un total global de 20.5 mil millones de dólares. La mitad de las turbinas eólicas que entrarán en funcionamiento este año en todo el mundo habrá sido en China. "China abrió un hueco con otros mercados (.) El cleantech, incluyendo la energía renovable representa una parte significativa de los futuros proyectos de crecimiento económico del país", sostuvo Ben Warren, ejecutivo de E&Y.
China y Alemania, dos de las mayores economías del mundo tienen mejores formas de capear las tormentas de la recesión, ambos ven el potencial de las energías limpias. China ha creado un masivo mercado interno para aumentar su demanda y estimular la innovación. Actualmente se está posicionando para vender sus tecnologías limpias al resto del mundo. Alemania, ya líder mundial en energía solar, desarrolla clean tech local como una parte clave de su estrategia de exportación para salir de la recesión. Más allá de la recuperación de la actual crisis económica, el país que primero desarrolle e integre tecnologías de energía limpia económicas probablemente dominará la economía global del siglo XXI- y creará los empleos necesarios.18 "La energía limpia sigue abasteciendo de combustible los proyectos de muchas ciudades, estados, naciones, inversores, y empresas que buscan la siguiente onda de innovación y
crecimiento
", sostiene el informe Clean Tech Job Trends 2010.19
17 Reuters, "Chu: Will America Miss Its "Sputnik Moment" on Energy?", (29/11) 18 Politico, "Clean energy: Economic key to 21st century", (17/11) 19 The Epoch Times, "Race for Dominance Over Green-Tech Industry", (29/11) Mientras el colapso de la legislación climática en el Congreso era un revés para algunos negocios verdes, muchos otros llevan adelante proyectos para desarrollar energía renovable. Una simple razón: El sector de clean-tech tiene un veloz crecimiento mundial y las compañías estadounidenses no quieren estar ausentes. 2 billones de dólares. Esta es la cantidad que se espera en el mercado de energía limpia global para la próxima década. Las innovaciones de las que se habla en Estados Unidos incluyen importante game-changing breakthroughs, como la próxima generación de centrales nucleares y los autos eléctricos de largas distancias. Pero también incluyen el progreso incremental -como la expansión de las baterías de almacenaje, la mejora de los sistemas de transmisión y avances en paneles En Estados Unidos, el sector sufre de incertidumbre en el mercado de venture, acoplado cono la incertidumbre sobre inversión en negocios que requieren mucho capital20.
"La tendencia general ha estado baja, pero hay excepciones notables", dijo Paul Holland, socio
general con Foundation Capital, que apoya a varias empresas del sector de smart grid y
eficiencia energética. Las empresas de tecnología limpia, que incluyen desde la eólica y solar
hasta ventures de biocombustible y clean-coal, levantaron 575.6 millones de dólares en 53 acuerdos en el tercer trimestre, menos de la mitad de la cantidad acumulada en el trimestre del año pasado. Las start-ups que ofrecen productos o servicios diseñados para aumentar la eficiencia energética atrajeron la mayor parte de la actividad en el tercer trimestre, con 161.6 millones de dólares en 16 acuerdos. Estas empresas suelen tener necesidades de capital relativamente modestas. Los negocios de energía solar son más intensivos en capital, mientras, se han hecho menos populares en la gente de venture-capital. Responden por un cuarto de la cantidad total invertida en empresas de tecnologías limpias en lo que va del año, aproximadamente menos de la mitad que durante 2008. "Desde el Reino Unido a Dinamarca, China, New Jersey, y también los estados de los Great Lakes como Ohio, las regiones se posicionan para capturar ganancias -y empleos- de la expansión continuada de las instalaciones eólicas offshore y del aumento de la demanda de la fabricación de turbinas", sostiene el informe Clean Tech. La creación de empleos en el sector de energías limpias no es más un mito, según reconoce Clean Edge Inc., una firma de research global sobre temas de clean-tech.
Evaluando la creación de empleos y la aptitud para el empleo, Clean Edge estableció que la energía solar es uno de los mayores sectores para proporcionar empleos, seguido de los biocombustibles y las firmas de bio-materiales, las compañías de smart grid y de eficiencia energética, las empresas de energía eólica, y la industria de vehículos y transporte avanzado. El informe de Clean Tech identifica empleos, salarios asociados y requerimientos de grado. Los salarios medios para aquellos sin un titulo universitario ronda entre 33.600 dólares y 65.700 dólares. Los técnicos pueden ganar cerca de 50.000 dólares. Para las personas con títulos, el sueldo ronda entre 57.100 y 106.000 dólares. "Esencialmente, la manufacturación de tecnología limpia se ha estrellando contra su misma realidad económica que las incontables industrias, desde la ropa pasando por chips de computadoras hasta teléfonos celulares: es muy difícil para Estados Unidos competir con costos de mano de obra del extranjero, en particular del mundo en desarrollo, así como con subvenciones pesadas en la fabricación de tecnología limpia en naciones como China", dijo un investigador en el informe Clean Tech. Recientemente
BP Solar cerró su planta de paneles solares fotovoltaicos Maryland, eliminando 320
empleos de de fabricación y los trasladó al extranjero, a pesar de tener mucho contratos para sus productos en Estados Unidos. Entre otros, BP Solar concedieron instalaciones solares para los tejados a FedEx y Wal-Mart, así como la instalación solar más grande al
New York Long Island Power Autority.
20 The Wal Street Journal, "Clean-Tech Ventures See Plunge in Funding", (29/11) Los expertos del sector de energías limpias declaran que las empresas solares estadounidenses cierra sus operaciones en EE.UU. y exportan sus empleos a otros países, no sólo salvando los trabajos y otros costos, sino también porque la falta de subsidios gubernamentales, que encuentran en otras naciones. Los empleos van principalmente a
México y a China, según un artículo del Green World Investor.
E&Y también muestra un florecimiento de las tecnologías limpias en países como Corea del Sur y México, que está recibiendo las conversaciones de cambio climático de
Naciones Unidas en Cancún. Rumania y Egipto también evidencian un rápido
crecimiento en el sector eólico21.El mercado solar japonés también podría crecer
sanamente, gracias a la política climática del gobierno, incluyendo un subsidio feed-in tariff para las casas. Esto podría conducir a un crecimiento cuatro veces más en el mercado de paneles solares de Japón para 2020, de sus niveles de 2009 (5.800 millones de dólares).

Indecisiones en la inversión de energías limpias, impulso
económico y falta de subsidios gubernamentales

Primero, y más simple, la razón es que no hay ningún acuerdo política general global para cortas las emisiones de gases de efecto invernadero. Los países emergentes no cortarán el carbono por miedo a perjudicar el crecimiento y la creación de empleos, y los países más ricos no recogerán el guante después de una desagradable recesión. Los empleos bajos en carbono ha sido vertidos sobre el sector privado, y aquí se liga el segundo, y una razón más perturbadora, por qué el mundo falla en el desafió del carbono. La búsqueda de nuevas tecnologías de energía es de un riesgo elevado y no generadora de dinero. Es un problema para las empresas de energía, como la utility alemana E.ON, y
multinacionales de petróleo y gas, como ExxonMobil, Shell y BP, que están bajo presión
para pagar más altos dividendos para apoyar las pensiones. Juntos, Shell y BP representan entre 20 y 25% de los dividendos pagados por las compañías cotizadas en el stock-market en Gran Bretaña. Su solución es pagar con petróleo, gas y carbón provechoso y cash-generative -
negocios que tienen bajo riesgo de inversión. Sin embargo, Vivienne Cox, antigua
directora de BP y nueva presidenta del Climate Change Capital, un advisory group de
inversión, hace un punto contundente. En un artículo reciente en Financial Times22,
preguntó si los fondos de pensión confían demasiado pesadamente en los payouts del sector
de petróleo y gas. Indicando el desastre de Deepwater Horizon, que forzó a BP a
suspender el pago de sus dividendos, argumentó que el riesgo no es suficiente poniendo precio a las compañías de petróleo y gas. Cox pide la creación de un nuevo mercado en inversiones "verdes" a largo plazo para apoyar las inversiones de las utility en infraestructura "verde". Pero sin la garantía de subvenciones gubernamentales de largo plazo, como los bonds atraerían el mismo perfil de riesgo que cualquier proyecto de energía bajo en carbono. Es verdad que Deepwater Horizon ha destacado el riesgo en los grandes dividendos del Big Oil, pero ¿esto hace el potencial payout mucho menos atractivo? Puesto simplemente, Cox pregunta ¿usted quiere su pensión invertida en la nueva tecnología nuclear cara, los nuevos biocombustibles y los esquemas de captura de carbón que tienen un incierto valor económico, más que los barriles de petróleo? El contribuyente, sin embargo, está agotado y el gobierno británico excluyó las subvenciones para la nueva 21 Financial Times, "China surges ahead on clean energy investment", (29/11) 22 Financial Times, "Don't rely on oil profits for pensions", (28/11) energía nuclear. El potencial mayor inversionista privado, Electricité de France, disputa
con Areva, el proveedor de tecnología nuclear. La semana pasada aparecieron noticias que
habrá más retrasos en la construcción de la central nuclear de tercera generación de Areva
en Finlandia. Olkiluoto 3, la nueva central nuclear empezará a operar en 2013, cuatro
años más tarde de lo previsto inicialmente. Los mercados financieros son notoriamente
erráticos en la evaluación de los riesgos en la nueva tecnología (consideren el boom del dot.com).
China, del Peak Oil al Peak Coal
La idea de un peak oil -el punto en el cual la producción global alcanza su máximo- ha condicionado a la industria de energía durante años. Ahora, China lucha cuerpo a cuerpo con una nueva preocupación: el peak del carbón. Beijing piensa poner límite a la producción de carbón doméstica en el periodo de 2011-2015, en parte porque a los funcionarios les preocupa que los mineros agoten las reservas demasiado rápido para encontrar las necesidades de una economía que se amplía rápidamente. China representa alrededor del 14% de las reservas globales de carbón pero su participación en el consumo global de carbón es por el triple que el 47%, que es insostenible. La imposición de un límite sería significativa para el sector de minería en China que encuentra difícil aumentar la demanda doméstica de carbón, que creció alrededor del 10% cada año durante la década pasada23. Sus importaciones netas de carbón excedieron 106 millones de toneladas métricas en los nueve primeros meses de este año - más alto que los niveles de 2009- y las empresas estatales han estado adquiriendo agresivamente activos de carbón en el extranjero para asegurar el suministro a largo plazo. En tres años hasta septiembre de 2010, las empresas chinas gastaron 20.96 mil millones de dólares en adquisiciones del sector del carbón, según
Dealogic. Un techo a la producción también sostendría los precios regionales de carbón,
que están cerca de los máximos en seis meses, ante las expectativas de China de importar volúmenes record de carbón este mes y en diciembre. Las autoridades administrativas chinas prevén que el consumo de carbón en su país alcanzará los 3.8 mil millones de toneladas en 2015 por una estimación de 3.15 mil millones en 2009 (EIA). La combustión de este carbón conducirá a las emisiones de CO2 del orden de las 8 mil millones de toneladas (sobre la base de 2,1 toneladas de CO2/tonelada de carbón). Si se añada a estas emisiones 2 mil millones de toneladas procedentes de la combustión de los productos petroleros (una duplicación en 7 años o sea +10% por año) y 0,5 mil millones de toneladas que provienen de la combustión del gas natural, es posible pronosticar para 2015 que las emisiones de CO2 de China sobrepasarán gallardamente los 10 mil millones de toneladas. Este pronóstico es paradójicamente coherente con el compromiso chino de reducción de 40 a 45% de las emisiones de gases de efecto invernadero por Yuan del PBI. 23 The Wal Street Journal, "China's Coal Crisis", (16/11) En cuanto a China, su bulimia energética no tiene cómo describirse. Un ejemplo: la provincia de Guizhou un permiso de parte del poderoso National Energy
Administration para planificar la realización de una unidad de transformación del tipo coal-
to-liquid
(CTL) para 2015. Esta unidad que producirá anualmente 5 millones de toneladas de
productos del tipo petroleros (en 100 mil barriles al día) a partir de un procedimiento chino
validado para la unidad piloto de 0.16 millones de toneladas implantado en Yiatai en
Mongolia Interior.24
Un examen de los precios del carbón practicados a la salida del puerto de Newcastle en Australia, benchmark de los precios del carbón en Asia, muestra que desde la
primavera de 2009 cuando estos habían alcanzado su precio más bajo, 60 dólares por
tonelada, después sobrepasaron los 100 dólares la tonelada para alcanzar los 108 dólares a principios de este mes. Esa valorización proviene de la creciente demanda de los dos consumidores asiáticos: India y China. La India posee inmensos recursos de carbón en el subsuelo, pero no sabe llevarlo en sus vastos territorios. Las centrales eléctricas indias, situadas en los puertos, son alimentadas por carbón australiano, sudafricano o indonesio. 24 Chinamining, "China's Guizhou proposes $11.3 Bln coal-to-oil plant", (22/11) Enfoque: Algunas explicaciones sobre la inflación
de los alimentos y de la energía en China (y por
extensión en el resto del mundo)

El temor no es que los mercados emergentes vayan a volver al tipo de hiperinflación que fue tan dañina en el pasado. La preocupación es que los altos precios de los alimentos y de la energía, combinados con limitaciones a la capacidad de producción y el relajamiento monetario de la Reserva Federal en Estados Unidos, obligue a los bancos centrales de los mercados emergentes a elevar las tasas de interés más de lo que se espera. En Brasil, China e India el incremento de los precios se hace evidente. Ese es especialmente el caso en algunos países asiáticos, que se considera han mantenido las tasas de interés inapropiadamente bajas debido a su preocupación por la fortaleza de sus socios comerciales desarrollados, como EE.UU. Una de las razones por las que los bancos centrales de China y otros países asiáticos podrían acelerar el endurecimiento de sus políticas es que las tasas de interés siguen en niveles muy bajos establecidos después de la crisis financiera de 2008, pese a que muchos de estos países no fueron golpeados tan duramente como las economías desarrolladas. En las economías emergentes, los precios de la comida y la energía juegan un rol más importante en las presiones inflacionarias que en las grandes economías desarrolladas. Este ha sido un gran problema en países como Indonesia, donde la inflación está en 5,8% o en India, donde está en 8,6%.Como resultado, cuanto más suban los precios de la comida y la energía, más agresivamente podrían reaccionar los bancos centrales. "A partir de cierto punto, un incremento en el precio de los commodities no es favorable para los mercados emergentes", opinó. Ruchir Sharma, jefe global de activos de mercados emergentes en Morgan Stanley
Investment Management.25
25 The Wal Street Journal, "Emerging Wild Card: Inflation", (28/11) En el plano internacional, las subidas de precios no harán más que exacerbar la incertidumbre sobre las perspectivas de crecimiento de la economía china, la cual es elemento esencial para una recuperación global duradera. Los más recientes pasos para contener el exceso de liquidez y las enérgicas medidas que el gobierno chino ha tomado para estabilizar los precios son prueba de la determinación de los diseñadores de políticas chinos de poner coto a la inflación. Este es un fenómeno que no parece que tendrá solución en el plazo más inmediato, pues los países ricos y cargados de deudas siguen inundando la economía mundial con su dinero recién impreso. Esta decisión fue calificada por el diario estadounidense Wall Street Journal como
una forma de "desempolvar una medida de la planificación centralizada socialista" y citó a algunos economistas, en el sentido de que la decisión podría responder más a preocupaciones políticas que a los verdaderos efectos negativos de la inflación. Government-imposed pricing is the nuclear option of counter-inflation measures.26 De cara a un enorme mercado de 1.300 millones personas, el Gobierno central chino considerará una multiplicidad de factores al tomar dichas medidas. El país ha aprendido muchas lecciones de su anterior sistema centralizado y, en consecuencia, será particularmente cauteloso al aplicar algunas políticas estatales, para evitar que empeore la situación. Los controles de precios eran muy fáciles para la policía en una economía planificada. Ahora China tiene decenas de millones de supermercados de propiedad privada y comerciantes en el mercado. Esto no es como controlar el precio de la gasolina, cuyas dos refinerías son propiedad del Estado. Los minoristas buscan la forma de proteger sus beneficios. Las fuerzas externas también están en juego. Y no está claro quién correrá con los gastos. Si los supermercados se ven obligados a mantener los precios bajos, la medida afectará a los proveedores (agricultores). Y, en ese caso, el Gobierno tendría que intervenir con subsidios.27 No hay dudas de que el alza de dos dígitos en los precios de los alimentos es responsable por 4,4% de inflación anual hasta octubre28. Pero esto no significa haya disminuido el suministro de los principales alimentos. Al mismo tiempo, el aumento del costo de mano de obra ante los esfuerzos del gobierno chino por elevar los ingresos y mejorar las condiciones de vida del pueblo, así como las continuas subidas de precios en los mercados mundiales de materias primas contribuirían a una mayor subida del IPC el Para Mark Williams, de Capital Economics, hay motivos para dudar de la
eficacia del control de los precios. Cuando se pusieron en práctica esas medidas en enero de 2008, el precio de los alimentos se incrementó un 17% en los dos meses siguientes porque los controles no se pusieron en práctica de forma exhaustiva. Los límites a los precios pueden resultar contraproducentes para los consumidores, si, por ejemplo, las empresas responden limitando su producción o incrementando las exportaciones, provocando escasez de artículos de primera necesidad en su propio mercado. Las autoridades chinas seguirán teniendo problemas si no se enfrentan a las causas de la inflación en lugar de centrarse en los síntomas. En 2008, la inflación de los alimentos la provocaron los cuellos de botella en la cadena de suministro29. "La inflación es el enemigo de la estabilidad social", dijo Hu Xingdou, profesor de
economía del Beijing Institute of Technology, que espera que la inflación pudiera
alcanzar el 10 al 20% el próximo año. Según Financial Times, un punto de vista sombrío
de la mayor parte de los economistas30. El aumento de precios en los alimentos afecta directamente a los chinos más pobres. Más de 81 millones de personas en China necesitarán raciones de alimentos para sobrevivir el invierno y la primavera después de los desastres naturales que azotaron al país durante este año. La respuesta del gobierno chino es la repartición de ayudas extraordinarias a las familias más pobres. Los residentes de bajos ingresos recibirán los subsidios temporales junto con sus prestaciones de la renta mínima del mes. Estas prestaciones, que constituyen una parte importante del sistema de seguro social de China, 26 Blog China, The Wal Street Journal, "As Food Prices Soar, A Crucial Test For Beijing", (2/12) 27 The Daily Telegraph, "China's food crisis spells end of record highs", (29/11) 28 Financial Times, "Inflation scare will hurt China's economy", (18/11) 29 The Wal Street Journal, "Inflated Risks to Economy in China", (19/11) 30 Financial Times, "Beijing acts on surging food prices", (30/11) permiten a las familias de reducidos ingresos en las zonas urbanas y rurales adquirir alimentos y prendas de vestir adecuados. En los primeros días de diciembre, China entregará 52,4 millones de dólares en subsidios a los campesinos más pobres de las regiones central y occidental del país. Cada uno de los más de 4,6 millones de adultos mayores que no tienen hijos y carecen de medios para mantenerse recibirá además una subvención mensual no inferior a 20 yuanes. La medida, que regirá hasta marzo de 2011, busca reducir la presión a que se están viendo abocados los más necesitados a causa de la escalada alcista31. La semana pasada, datos oficiales revelaron que durante los diez primeros días de noviembre, el precio por mayor de las verduras más populares en China, como el repollo, los pepinos y las papas, subió 62% en 36 de las principales ciudades del país con respecto a 2009. El precio del ajo se elevó 95,8% y el del jengibre en 89.5% en el mismo periodo.32 Los aumentos de precios de los alimentos son la explicación de la inflación china, pero ¿qué hay detrás de su subida? Las inundaciones, incluyendo un diluvio
en la provincia de Hainan el mes pasado,
hicieron daño a algunas cosechas. Las
cosechas también han decepcionado en otras partes del mundo: la Food and Agriculture
Organisation de Naciones Unidas dijo que el costo de las importaciones mundiales de
alimentos pueden exceder 1 bil ones de dólares este año, sólo 5 mil millones de dólares del
record en 200833. La inflación china se está exportando a la economía mundial. Otro tema estrechamente relacionado con la inflación es la burbuja de activos. Desde finales de 2009 hasta principios de 2010, el mercado inmobiliario de las grandes ciudades de China ha mostrado una tendencia a la formación de una burbuja, pero que ahora la situación se ha estabilizado, como consecuencia de lo cual no se producen alzas en los precios de la vivienda en las ciudades de segundo orden. Algunos analistas indican que las medidas restrictivas dictada por el gobierno chino para evitar el incremento de los precios están arrojando un saldo positivo. China debe librar una batalla por el exceso de capitales que circula en la economía del país. Esto es resultado del crédito que los bancos chinos han inyectado a la economía durante los últimos dos años, y de la política de relajación monetaria de Estados Unidos. Sobre las especulaciones sobre una nueva crisis en los
precios de los alimentos

Las especulaciones sobre una nueva crisis en los precios de los alimentos pueden ser exageradas, a juzgar por una investigación realizada para estimar la cotización futura del 31 Reuters, "Asia struggles to boost food output as inflation bites", (1/12) 32 The Wal Street Journal, "Inflation Adds to Pressure for Stronger Yuan", (29/11) 33 The Economist, "Hunting down the hoarders", (18/11) trigo y del maíz. La tendencia es de una elevación modesta hasta 2015, sin repetir las alzas de este año. Al mismo tiempo, la agencia de la ONU para alimentación y agricultura
(FAO)
actualizó sus previsiones, indicando que el surgimiento de nuevos cultivos podría
compensar la menor cosecha de trigo este año, pero que la escasez alimentaria continuará siendo una amenaza. La investigación realizada por Reuters hace una proyección de cinco años,
recogiendo evaluar tendencias de más largo plazo. Se muestra que en 2015, con valores ajustados por la inflación, el precio del maíz y del trigo estará abajo del máximo registrado este año, pero que la soja estará más cara. Aún así, los datos no confirman la expectativa de fuertes alzas. En 2007/08, un alza global en los precios de los alimentos, causada principalmente por un salto en la cotización del petróleo, causó disturbios en algunos países. En tiempos recientes, los precios de las materias primas no vinculadas con la producción de energía se correlacionan cada vez más con el precio del petróleo. Un ensayo de Ke Tang y Wei Xiong, profesores en las Universidades de Renmin de China y
Princeton respectivamente (Index Investment and Financialization of Commodities), concluye que
esta correlación creciente es el signo de que los mercados de materias primas viven un proceso de "financialización": sus precios se influyen mutuamente, y además dependen crecientemente de los precios de determinados activos financieros; en otras palabras, el precio de una commodity no depende exclusivamente de su oferta y demanda, sino de un amplio conjunto de factores originados en los mercados financieros. Este año, la quiebra de la cosecha rusa de trigo y el aumento de la demanda en China generaron temores de una nueva crisis, haciendo que el mercado de granos alcanzara los mayores precios de los últimos años. La amplia variación en las estimativas ofrecidas por Reuters con relación a los 13 productos agrícolas en 2015 muestra que existe una incertidumbre con los precios. Los valores medios colocan el maíz y el trigo debajo de los valores máximos de este año, pero la soja debe quedar 12% arriba, siendo cotizados respectivamente a 5,5 dólares, 7 dólares y 14,9 dólares por bushel. En su estimación, FAO redujo la previsión de la producción de cereales para 2010, en parte a causa de la sequía en Rusia, la peor en cien años. Este tipo de efecto climático
que según los científicos se hará más común en el futuro. Además de eso, hay una fuerte demanda en China por granos y oleaginosas, aunque los precios hayan reculado en fechas recientes, gracias a la decisión de Beijing de liberar los stocks para controlar las
cotizaciones. Según algunos especialistas, el control de los precios de los alimentos a largo
plazo exige una ampliación de la producción, lo que puede transcurrir, por ejemplo, de una
elevación de la productividad en el África subsahariana o de la ampliación del área
cultivada en Brasil.

EnerDossier ofrece servicios de consultoría y asesoramiento sobre sectores estratégicos de
la economía global a empresas privadas, organismos públicos y ONGs. Quienes leen semanalmente los informes de EnerDossier conocen los enfoques high-quality sobre temas del sector energético. Si desea mayor información escribir a

Source: http://www.gabinete.org.ar/Abril_2011/Informe03122010.pdf

Microsoft word - guideline_anaphylactic_reaction

Adopted BOD October 2005 Updated BOD January 2013 Guideline Statement for Treatment of Anaphylactic Reaction in the Surgical Patient Introduction Anaphylaxis, also referred to as an anaphylactic reaction, is a response to an allergen, such as latex, that is classified as a Type I hypersensitivity reaction.1 The onset of anaphylaxis can be rapid, requiring the surgical team to act quickly to provide definitive treatment to stabilize the patient's condition.

Microsoft word - current sovchem tetd sds.docx

1225 West Market St., Akron OH 44313 Phone: 330-869-0500, Fax: 330-869-0518 Safety Data Sheet Sovchem® TETD 1. CHEMICAL PRODUCT & COMPANY IDENTIFICATION Manufacturer: Emergency Contact: Sovereign Chemical Company Chemtrec: 1-800-424-9300 (continental USA) 1225 West Market Street